vino_vs_cerveza
¿Qué prefieres? ¿Degustar un buen vino o disfrutar de una corpulenta cerveza? Compáralos a continuación y elige cuál de los dos será tu elección en tu próxima noche de fin de semana.

El vino te ofrece una enorme variedad de opciones: blanco, tinto, rosado, espumante. Seguramente hay una opción que gustará más que otra, pero definitivamente tienes mucho para elegir.

La cerveza tiene variantes novedosas que han enriquecido el panorama para los amantes de dicha bebida. Existe la cerveza negra, roja, con miel. Si visitas uno de los típicos pubs de estilo irlandés, podrás probar muchísimas variantes. ¡Recuerda no probar de más!

El vino puede acompañar una gran cantidad de comidas: Quesos, carnes, pastas.

La cerveza no suele acompañar muchas comidas, pero si es ideal para beber mientras se degustan snacks o mientras se comparte una pizza.

Un buen vino debe degustarse lentamente, permitiendo que su aroma y consistencia alcancen todos los sentidos.

Una buena cerveza no requiere de mucha degustación. La idea es que sea fresca y que pueda tomarse con el ritmo justo, de modo que no alcance una temperatura inadecuada.

¿Qué escogerás? Quizás todo dependa de la ocasión: si tienes una cita, pide un buen vino y demostrarás distinción y elegancia. Y si sales a divertirte con amigos, ¡asegúrate de probar la mejor cerveza del lugar!