Pocas son las amistades que trascienden a través de los años, muchas de ellas no logran sortear los dramas de la secundaria o el paso a la edad adulta, pero cuando lo logras te das cuenta que su amistad es para siempre cuando han pasado estas situaciones.

Su casa es tu casa 

Eres como de la familia, su mamá te trata como una hija más, cuando llegas no es necesario que toques la puerta.

Ha estado contigo en las buenas, en las malas y en las peores

Te ha visto llorar, gritar, reír, enferma y aun así sigue a tu lado. Disfruta de tu compañía en cualquiera de tus modalidades.

Honestidad absoluta

Sólo tu mejor amiga es capaz de decirte con franqueza cuando estás cometiendo un grave error, sin mencionar que puede decirte cuando te ves fatal o cuando ese chico no te conviene.

El poder de la telepatía

Es capaz de entender lo que dices con sólo un gesto o una mirada. Lee tus pensamientos.

Se sabe todas tus historias vergonzosas

No las conoce porque tú se las contaste sino porque las vivió a tu lado.

Sabe cómo hacerte sentir bien

Los mejores cumplidos salen de su boca, sólo ella sabe las palabras exactas para que sonrías de nuevo

Te defiende con uñas y dientes 

Pobre de aquél que se atreva a hablar mal de ti.

Es tu mejor cómplice

Con tal de que no te cachen en la mentira, ella está dispuesta a seguirte la corriente.

Conoce todos tus gustos

Es una enciclopedia sobre todo lo que te encanta y lo que no. Siempre te da el mejor regalo, no tiene que esforzarse mucho para darte lo que quieres cuando lo quieres.

Sólo ella podría arreglarte una cita a ciegas

Es la indicada para llevar a cabo la difícil tarea de buscarte un novio.