En ocasiones los problemas personales y laborales tienden a robarte la paz. Para que no pierdas la tranquilidad, es necesario que te apoderes de ti misma, dejes de lado todo lo negativo y sigas adelante. Si has tenido un día difícil, te recomendamos 10 formas efectivas para desestresarte.

  1. Anímate a cambiar de mentalidad: Si en tu mente deambulan frases como: “no puedo”, “soy incapaz de hacerlo”… sácalas de inmediato de tu cabeza. La mente es muy poderosa y siempre se ve “obligada” a cumplir lo que piensas. ¿Qué tal si buscas todos los días una frase positiva y la colocas en un lugar visible como tu computadora o agenda? Verás que tu desempeño en la universidad, trabajo o vida cotidiana mejorará muchísimo.
  2. Respira hondo y lento: ¿Sabías que la respiración es fundamental para eliminar el estrés? Cuando te sientas presionada, respira hondo y lento. Usa la nariz para inhalar y la boca para exhalar. A los pocos minutos notarás que te sientes más tranquila.
  3. Móviles milagrosos: Aunque algunas veces sientas que necesitas apartarte de tu móvil porque no para de timbrar, en un momento de estrés intenso lo necesitas más que nunca. Escríbele a tu novio o a tus amigas. Ellos sabrán cómo sacarte de ese hueco del que no puedes salir. Enviar audios por medio de Whatsaap podría ser buena idea.
  4. Huerta en casa: Sembrar tus propias hortalizas, vegetales y legumbres en tu propia casa además de saludable es relajante. Cuando necesites tiempo para ti, ve a tu huerta a regar tus alimentos. Es una idea económica, que abarca poco espacio y que te mantiene desestresada.
  5. Levántate y estira los músculos: Si te sientes con ganas de salir corriendo, levántate de donde quiera que estés, estira los brazos y piernas, prepárate un café o conversa con alguna persona que esté cerca de ti. Si deseas rendir más, para de vez en cuando para refrescarte y luego seguir.
  6. Escucha música: De esa que te relaja, transporta a otro ambiente e incluso te cambia de humor. Ten en tu celular, computadora o iPad una carpeta de canciones que te relajen. De esta manera, te concentrarás mucho mejor y tu día terminará siendo bellísimo.
  7. Inscríbete en clases de yoga: En la actualidad las técnicas de relajación son tendencia. Con ellas alcanzas la paz contigo misma y tu entorno. Si deseas tener días más tranquilos, será mejor que te inscribas a clases de yoga al menos una vez a la semana. El resto de los días podrás repasar tus lecciones en la sala de tu casa.
  8. Cocina un nuevo platillo: Prepara algún platillo favorito e invita a tu chico a comer contigo. Te divertirás y horas después ni te acordarás del día que tuviste.
  9. Cuida tu postura al trabajar: Aunque no lo creas, a veces la postura que usas al sentarte podría estar afectando tu estado de ánimo. Mantén la espalda recta, las piernas cruzadas con las rodillas mirando al frente y el borde de la pantalla de tu computador a la altura de tu frente; de esta manera evitarás dolores en el cuello y espalda, lo que reducirá el estrés.
  10. Planea una tarde de café: Si siempre vas de la casa al trabajo y viceversa, pronto te cansarás. Deja la monotonía y planea ir con tus amigos a una cafetería o a algún bar. Disfruta la vida porque solo hay una…