10-tips-para-organizar-tu-casamiento

Casarse es un momento especial en la vida de cualquier mujer, todas lo sabemos. Algunas soñamos más y algunas menos con ese día, pero a la hora de poner la fecha, todas queremos que sea una noche súper especial. Por eso, hoy te traemos los 10 tips para organizar tu casamiento y no convertirte en una bridezilla. ¿Habías escuchado el término? Es la combinación de bride (novia en inglés) y Godzilla, la conocida bestia. ¡No te los puedes perder!

El vestido

Éste es el gran tema y por eso lo pongo primero. Lo más importante es que elijas un diseño que te identifique y con el que estés cómoda. Piensa en un vestido que te permita moverte, bailar y estar distendida. Si estás incómoda con lo que tienes puesto se nota, y no queremos eso. Otro consejo que podemos darte es que no veas a diez diseñadoras antes de elegir. Eso solo hace que te marees y te confundas. Lo mejor es ir a ver a dos, máximo tres y decidirse. Fíjate que las elegidas sean conocidas. Puede ser la que le hizo el vestido a una amiga, o una que salió en una revista con un vestido que te gustó mucho. Muchas tienen páginas online o fan pages, chusmea sus diseños para hacer una selección previa.

El ramo

Hay lugares especializados que venden ramos carísimos y que en general son muy grandes y pesados. Salvo que hayas soñados toda la vida con llevar un ramo que sea “importante” y con el momento de tirarlo a tus amigas solteras, lo mejor es pasar por el puesto de flores de tu barrio y consultarles si te pueden armar un ramo simple con tus flores preferidas, o las que sean de la estación en la que te vas a casar.

El lugar

Este es otro de los grandes temas. Trata de buscar un lugar que te identifique y que, por el otro tenga todo lo necesario y esté preparado para contratiempos como lluvia, cortes de luz, etc. Hay lugares que no te dejan llevar a tus proveedores y te venden todo empaquetado: lugar, DJ, catering y barra. Esta solución está buena y en general es más económica, pero es importante que no por eso estés renunciando a un servicio de calidad.

Los zapatos

Acá lo más importante es la comodidad y el diseño. Hace varios años que están de moda las plataformas entonces hay que aprovechar esa posibilidad de tener altura y comodidad. Olvídate de los zapatos de novia clásicos, no van más.

El catering y la barra 

Otros dos grandes temas. Si optaste por la opción del “paquete”, ya está, no tienes que preocuparte por nada. Solo por la degustación del catering que en general se hace bastante cerca de la fecha. Ahí vas a poder cambiar de menú o sacar algo que no te guste, pero ya no vas a poder cambiar de proveedor. Por otra parte, la barra de tragos es fundamental. Nada mejor que estar bailando y a la vez disfrutando de un buen trago.

No a los souvenirs

No rotundo a los souvenirs, con perdón a las empresas que se dedican a esto. Éste es uno de los ítems donde podemos ahorrar. Siempre terminan en la basura de nuestros invitados y en general son caros, no tiene sentido. Hay otras opciones si quieres que tus invitados se lleven un recuerdo de tu fiesta que es el photobooth. ¿Lo conoces? Es un servicio que lleva una cabina a tu fiesta para que quienes quieran se saquen fotos y se lleven las famosas tiritas. Traen cotillón y frases en cartón para que adornes las fotos.

La música

La música hace a los casamientos, ¿no? La parte del baile es la parte más divertida. Por supuesto que es muy difícil contentar a todos los invitados, pero lo más importante es que sea música que te guste a ti y a tu pareja. Lo mejor es confiar en el DJ y que él vaya sintiendo cómo está la gente y qué música poner.

La Ceremonia

Esta es la parte más emotiva. Seas de la religión que seas, siempre es lindo que haya una ceremonia. En general las ceremonias religiosas no dan mucho lugar a que las moldees a tu gusto, pero en la católica por lo menos, puedes elegir las lecturas, amigos que lean las intenciones y hasta a veces puedes decidir con qué música entrar y salir de la iglesia. Si no eres de ninguna religión, o si por algún motivo no te puedes casar por iglesia, una ceremonia dirigida por amigos es muy linda y emocionante. Pueden planear juntos la estructura y después dejar que te sorprendan con anécdotas y cosas lindas para contar sobre ti y tu pareja.

El maquillaje y el peinado

Ese día tienes que estar divina. Nada de maquillarte y peinarte vos o una amiga que una vez hizo un cursito. Investiga y contrata a alguien que lo haga. Hay muchas personas que brindan los dos servicios a la vez. Entonces por un lado, ahorras un poco y por otro, te haces la prueba de las dos cosas el mismo día. Esto es clave para ver si el resultado final te gusta. Por si no estás al tanto, la prueba es un servicio que se paga aparte y que puedes hacerte unas semanas antes para que el gran día la persona que te va a maquillar y peinar ya sepa que hacerte. ¡Ese día no puedes tomar decisiones! Trata de hacerte algo que vaya contigo. ¿Qué quiere decir? Si eres de usar siempre el pelo atado, ese día no te lo sueltes, busca un recogido, y si eres de no pintarte nunca, ese día pide un maquillaje lo más suave y natural posible.

Invitaciones

Este es otro rubro donde puedes ahorrar. Cada vez se estila menos el sobre y más el mail. Hace unos años por ahí la tía de tu futuro marido no tenía mail, entonces era más difícil. Hoy todo el mundo tiene mail, así que lo mejor es enviar las invitaciones por ese canal. Lo mejor es que los invitados pueden confirmar por ese mismo medio y te va armando la lista de confirmados. ¿No es ideal?

¿Qué te parecieron estos 10 Tips para organizar tu casamiento? ¡Espero que te sirvan!