FAMILIA

Sin dudas, nuestros sobrinos son las mejores personas sobre la tierra y, por tanto, se merecen una tía genial, ¿verdad? Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para ser una tía genial.

Dales atención por separado 

¿Tienes varios sobrinos? Es genial que compartas tiempo con ellos en conjunto, pero procura tener ciertos momentos a solas con cada uno. Pregúntales por su día, por el colegio, si les gusta algún chico o chica, en fin… Acércate.

Involúcrate en sus vidas 

Conocerlos es la clave para ser la mejor tía del mundo. Hay mucho que puedes enseñarles y mucho que ellos pueden enseñarte a ti.Te sorprenderás a medida que van desarrollando su personalidad y te sentirás orgullosa de ser parte de ello.

Abrázalos y diles que los amas 

¡Nada mejor que un lindo abrazo de quienes más quieres! Un abrazo, un beso, un “te quiero” son pequeños gestos que hacen grandes diferencias.

Regálales golosinas de vez en cuando 

Cuando papá y mamá dicen que no, la tía dice que sí. ¡Eso la hace la más genial del mundo! Una golosina o chocolate antes de la cena de vez en cuando no le hace mal a nadie, ¿no?

Permítete malcriarlos un poco 

Y hablando de darles golosinas antes de la cena… Sus padres se preocupan por su educación, sus valores, sus modales, entre otras cosas y, si bien tú puedes ayudarlos a reforzar estas enseñanzas, eres la persona indicada para malcriarlos un poco. ¿Tus sobrinos quieren algo a lo que sus padres han dicho que no, pero a ti no te parece tan malo negárselo? ¡Pues dáselo!

Invítalos a pasar la noche en tu casa 

Nada mejor que una pijamada en lo de la tía. Dulces, películas hasta tarde, comida chatarra, risas, juegos, consejos… ¡Lo recordarán para siempre!

Invítalos a hacer algo divertido 

Ya sea al cine, a comer su comida favorita, a un partido de fútbol o a un concierto de su artista favorito. Pasar tiempo con alguien es una muestra de amor, pero más aún si es tiempo de calidad.

Juega con ellos 

A los niños les encanta que los adultos entren en sus fantasías, jugar a las muñecas, conducir un coche de carreras, jugar con el balón… ¡Te amarán!

Aparece de sorpresa

Nada mejor que ver la cara de tus sobrinos cuando llegas de visita y no tenían idea. Ese grito de  “tía” bien alto y ese abrazo fuerte que corren a darte te llena el alma.

Aconséjalos

¿A tu sobrina le gusta un chico que no la corresponde? ¿A tu sobrino lo molesta un amigo en el colegio? ¿Tienen diferencias con la profesora? Aconséjalos, trasmíteles tu experiencia con amor.

¿Has visto cómo se puede ser la mejor tía del mundo solo estando presente y contemplando las pequeñas cosas lindas de la vida? ¿Recuerdas alguna otra cosa que tú hagas para ser la tía más genial?