La vida es para vivirla sin miedos y a toda velocidad. Bien sabes que vida, solo hay una. Así que deja tus miedos y decide desde hoy hacer realidad todas aquellas cosas que tu corazón pide a gritos. Ríe, llora, ama… Y por supuesto, no dejes de hacer estas 13 cosas pues cuando llegues a las cinco décadas no querrás lamentarte.

  1. No haber viajado cuando se te presentó la oportunidad:Ya sé, debes pagar la casa, el carro, la universidad, la comida, los paseos… cientos de facturas, pero anímate. Cuando ya tengas una familia de 3 o 4 miembros, será más difícil hacer un viaje a ese lugar favorito. La felicidad está a la vuelta de la esquina.
  2. No aprender otro idioma:Identifica cuál es el que más te gusta y apréndelo. El inglés no es una serpiente como para que le tengas miedo. ¿O sí?
  3. Seguir en una mala relación:Si no te sientes bien con tu pareja, ese amor se desvaneció y ya luchaste lo suficiente, salte. No querrás llegar a los 50 con ese hombre a tu lado. Todos los que pasan por una relación similar aseguran haber querido terminarla antes.
  4. No haberse aplicado protector solar:Pues claro, es a esa edad cuando las arrugas se marcan todavía más. ¡Cuídate desde ya! Y esto va para mí también.
  5. No ir a disfrutar de un concierto de tu cantante favorito:Decide hoy que la próxima vez que visite tu país irás. No corras el riesgo de que deje de gustarte o algún accidente fatal ocurra. Comienza a ahorrar para el ticket.
  6. Tener tanto miedo:Créenos, a los 50 te preguntarás: ¿por qué le tenía tanto temor a algo tan fácil?
  7. Creer que serás joven por el resto de tus días:¡Eso no! Te lo decimos porque necesitas dedicar tiempo para hacer ejercicio. Es una de las maneras de llevar una vida saludable y activa. No permitas que a los 50 te duela hasta el pelo, pues no disfrutarás a tus hijos y nietos.
  8. No trabajar en lo que te apasiona:Lucha por hacer realidad tu sueño. Maestra, abogada, periodista, arquitecta, mamá a tiempo completo…
  9. Haber apoyado los sueños de otros, aunque los tuyos se quedaran para después:Es bueno que apoyes a tu familia o amigos, pero que NUNCA estén por encima de tus propios sueños. ¡No se vale!
  10. No haber dicho “TE AMO” más seguido:A tus papás, abuelos, hijos y amigos. No esperes a que sea demasiado tarde para hacerles saber lo mucho que los amas y que eres dichosa de tenerlos a tu lado.
  11. No haber tenido más sexo con tu chico:Disfruta el momento y anímense a cumplir sus fantasías sexuales. El sexo es amor, excitación y deseo.
  12. Dejar pasar el tiempo:Y sin disfrutar de tu familia. Planea actividades especiales y guárdalos en tu memoria.
  13. No disfrutar los años: La vida es relativamente corta. Después de que cumples 15 años, se va volando. Cuando te das cuenta, ya eres toda una profesional, mamá y con una vida por delante. El reto de hoy será que te detengas y le pongas atención a cada detalle, color y textura de las cosas. El minuto que acaba de pasar no lo recuperarás NUNCA.