BELLEZA

Un buen corte de pelo hace maravillas: transforma la apariencia de tu rostro y, por sobre todo, fortalece tu autoestima. Por eso, y para obtener los mejores resultados, es muy importante que le dediques a este asunto un poco de reflexión. Nosotras te ayudaremos: estas son las cosas que no puedes pasar por alto la próxima vez que te cortes el cabello.

La forma de tu rostro

¿Cuadrado, oval, redondo o con forma de corazón? Si en verdad quieres lucir el corte de pelo perfecto no tendrás escapatoria: tendrás que considerar la forma de tu rostro. Una vez que conozcas la respuesta deberás centrarte en tu objetivo: hacer que tu rostro se vea más oval –que es la forma más armoniosa–. Para ello, dibuja la forma de tu rostro y el corte que te piensas hacer; esto puede darte un buen panorama. Ahora bien, si no eres muy diestra en el dibujo, sencillamente, consúltale a tu peluquera.

La textura

A la hora de elegir tu modelo a seguir, debes tener en cuenta la textura de tu cabello. Por ejemplo: si eres una mujer de pelo lacio no es la mejor idea fijarte en el corte de Beyonce. Selecciona, entonces, celebridades que tengan una textura similar a la tuya (Blake Lively puede ser una opción). Te recomendamos que le lleves a tu estilista las fotos de los cortes que más te agradan; estas le servirán como guía.

Tu estilo de vida

¿De qué tanto tiempo dispones para dedicarle a tu cabello? Esta es la pregunta clave para mantener tu pelo tal y como salió de la peluquería. Si vives a las apuradas, será mejor que optes por cortes de bajo mantenimiento. ¡Pregúntale a tu peluquera cuál es el que más te recomienda!

Para concluir, es vital que acudas a un profesional de confianza. A fin de cuentas, de nada servirán todas estas precauciones si vas a parar a las manos de una persona mal preparada. Ahora sí: ¡a por ese corte que tanto mereces!