PADRES

Establecer una buena relación con la escuela de tu hijo es más fácil de lo que parece, solo hay que tener verdadero interés en saber qué ocurre entre las paredes donde tu hijo pasa la mayor parte del día mientras aprende.

El que un niño tenga una imagen positiva de la escuela a la que asiste está condicionado en parte por la imagen que sus padres tienen de ésta. Es decir que si quieres que tu hijo conecte con la escuela, tú debes tener una buena comunicación con los docentes y darle a la escuela la importancia que tiene como institución educativa.

Te explicamos las tres formas básicas de conectar con la escuela de tu hijo para que tu pequeño la valore de forma positiva y sea un lugar que no le genere rechazo.

Asiste a las charlas de la escuela

Cuando en la escuela hagan charlas o conferencias, es importante que tú les des la importancia que tienen y asistas. Si tú desestimas los eventos escolares y no asistes a ninguno, tu hijo también los verá como algo innecesario, sin sentido y como una pérdida de tiempo.

Los eventos escolares son una forma de que los padres se involucren en la vida académica de sus hijos, lo cual es muy importante en la motivación de los hijos por el estudio. Has de las charlas con los maestros una buena costumbre. Además, de esta forma tendrás la oportunidad de estar más informada acerca de la evolución de tu hijo en la escuela y ante una eventual desmejora en sus calificaciones, podrás saber cómo ayudarlo para que no pierda el año.

Visita la web del colegio frecuentemente

Si no puedes acudir a menudo a las charlas de la escuela, mantén un contacto fluido con los profesionales a través de la web de la escuela y los correos electrónicos. De ese modo podrás informarte sobre los anuncios que se hagan en las jornadas escolares. Podrás ver también el calendario escolar, la información de la escuela, los eventos más importantes, los exámenes y las asignaciones de las tareas…

Escribe en la agenda de tu hijo

Para poder tener un contacto más fluido con los profesores de forma diaria, puedes escribirles una nota en la agenda o cuaderno de comunicaciones de tu hijo. Allí puedes preguntarle a los maestros lo que quieras para que te respondan por la misma vía. Esta es otra forma de que tu hijo vea que existe un buen diálogo entre sus padres y sus docentes.

Tal vez para ti hay otras cosas más importantes que asistir un día al mes a una conferencia en la escuela de tu hijo, pero debes considerar esas instancias como una oportunidad para estar al tanto de la evolución académica de tu hijo y de las novedades de la institución.