3-situaciones-que-pondrían-en-riesgo-tu-relación-a-causa-de-tu-suegra

Los conflictos o situaciones tensas que pasan dentro de un matrimonio muchas veces son por causa de la suegra. “Cada vez más hay casos en consulta, fundamentalmente por la mala relación de suegra versus nuera”, indican los expertos.

Los límites deben plantearse desde el inicio para dejar las cosas claras y que no haya espacio para la discusión. A muchos hombres les cuesta separarse emocionalmente de sus madres y es ahí cuando puede darse el caso de las suegras controladoras. Muchas veces, el hombre quiere que su mujer sea igual a su madre y ahí empiezan los problemas.

Puede que la relación entre nuera e hija esté colmada de cariño y respeto, pero para vivir en pareja se necesita ser independiente, mucha madurez y autonomía. Por eso lo mejor es darle prioridad a la familia propia.

Descubre algunas situaciones que podrían poner en peligro tu relación de pareja por culpa de tu suegra.

1. Educación de los niños: Si eres mamá y tienes una suegra que se entromete en todo, entenderás. El mayor problema con ellas es que nos desautorizan ante nuestros hijos. Incluso, frente a nuestro esposo.

El hecho de que la suegra ayude a cuidar a los niños mientras papá y mamá salen a trabajar no le da derecho de disponer sobre asuntos como castigos, llamadas de atención, alimentación, entre otros temas.

2. Las decisiones son de los dos: Nunca permitas que tu suegra interfiera en las discusiones o decisiones que sólo dos deben tomar. Tampoco tienes que ignorarla, pero si tomas en cuenta su opinión se formará un ambiente tenso para él, pues lo pondrás a elegir entre lo que dice su madre y tú.

Termina una discusión lo antes posible para evitar que se digan cosas que no olviden nunca.

3. ¡Mamá decidió venir de vacaciones!: ¿Quéeeee? Ni modo, no hay más allá… Pasarán todo el verano en casa. Toma en cuenta lo siguiente:

1. Si llegan a casa no significa que tienen que hacer las mismas cosas. Si tú y tus hijos desean ir a la piscina, pero tu suegra no, evita el estrés o los conflictos. Ve con los pequeños a donde sea.

2. Dedica un espacio para cada una de las visitas. Por ejemplo, si a tu suegra le gusta cocinar, podrían hacer unos pastelillos juntas.

3. Antes de su llegada pongan límites. El comportamiento como pareja debe ser normal. No te lleves sorpresas por conductas extrañas de tus hijos o pareja.

4. Decidan qué días saldrán con tu suegra y suegro al cine, a pasear o a donde sea.

5. Si son personas mayores, repartan las atenciones especiales entre los dos. Incluso, si tienes hijos los pueden involucrar.

6. Sean abiertos. Intenten mostrarse siempre positivos como familia que son.