El amor es una de las emociones más deseada por todas las personas que habitan nuestro planeta, y si alguien dice que no necesita amor para ser feliz, simplemente, miente.

¿Qué sucede cuando hemos tenido muchas relaciones y estamos descreídas del amor? Si queremos encontrar un nuevo amor sin que se nos vaya toda la vida, tendremos que cambiar ese pensamiento y algunas actitudes nuestras. ¡No te pierdas estos consejos!

Estar abiertas a nuevas oportunidades

No podemos recibir amor si no estamos dispuestas a ser amadas. Si nos negamos a que las personas entren en nuestro corazón nos estaremos privando de volver a sentir algo por alguien más y la soledad se convertirá en un camino arduo y difícil.

En algunos momentos de la vida puede parecer aterrador, sobre todo por miedo a que nos hagan daño, pero tenemos que asumir el riesgo. ¿Podemos salir heridas de nuevo? Sí, pero quizá con el tiempo podamos encontrar a la persona que realmente sea para nosotras.

Salir de la zona de confort

La mayoría de las veces tenemos miedo de salir de nuestra zona de confort; es decir, de salir de lo ya conocido. Desconfiamos de las redes sociales como una opción para conocer hombres, o de las intenciones de ese chico que nos mira cada día cuando vamos a la cafetería.

No podemos quejarnos de que “no hay hombres que valgan la pena” y decir que hemos intentado encontrarlos durante todo un año cuando en realidad nos negamos a probar nuevas formas de conocer chicos.

Por ejemplo, si probamos ir a una cita con un chico que conocimos por internet pero no nos gustó y luego no reanudamos la búsqueda, nuestras chances de encontrar un hombre son mínimas, ¡eso NO es INTENTAR!

Debemos tener la mente abierta pero sin olvidar qué buscamos en una persona y en una relación.

Ser realistas

Amar a alguien significa tener presente que en una relación hay días buenos y días malos, sucede en TODA relación. En ocasiones nos sentiremos inseguras con la oportunidad que le estamos dando a ese chico que acabamos de conocer, o creeremos que su situación es demasiado complicada pudiendo ser mucho más fácil y sencillo… pero es lo normal.

Si bajamos los brazos ante las primeras diferencias se nos irá toda la vida tratando de encontrar el “hombre ideal” con el que iniciar una nueva relación. El amor es algo maravilloso aunque no sea la versión romántica de nuestra película preferida.

Encontrar el nuevo amor puede ser mucho más fácil de lo que pensamos si tenemos presente estos tres consejos.