Criar a los hijos no es tarea fácil, y más aún sabiendo que todo lo que transmitimos a los chicos repercute en ellos de alguna manera. El exceso de disciplina los vuelve rebeldes y la falta de ella, irresponsables. Te contamos cuáles son las razones por las que los niños deberían seguir una rutina. ¡Conócelas y elige cómo educarlos!

  1. ¡Manos a la obra!

Las tareas del hogar son muchas. ¿Qué tal si los niños participan de ellas como parte de su rutina? ¡Eso los beneficia porque los ayuda a relacionarse con su entorno! Las actividades hogareñas relacionadas al cuidado de la familia hacen que los preadolescentes se preocupen más por los demás. Ojo: las tareas de cuidado personal, como ordenar su cuarto, no tienen el mismo efecto. 

  1. El camino correcto

¿Sabías que la rutina es una herramienta para controlar a los chicos en situación de riesgo? Al crecer, hay niños que comienzan a mostrarse conflictivos, con problemas socio emocionales. Las rutinas diarias pueden servir para integrarlos y evitar que se descontrolen. Es una medida simple para prevenir una adolescencia indomable. 

  1. Piensa en el futuro

La consistencia y la solidez que puedas brindarle a tus hijos en edad temprana los hará mejores profesionales en el futuro. El sentido de responsabilidad se adquiere y una rutina es el mejor modo para hacerlo. Su esfuerzo y tu atención son las herramientas para que ellos sean exitosos al crecer y tu puedas sentirte MUY orgullosa. ¿Qué estás esperando para ayudarlos?  

  1. El pícaro sueño no quiere venir

¡Está comprobado! Las rutinas a la hora de dormir mejoran el humor de los niños y los ayudan a descansar de corrido y a despertarse más rápido. Ahora sí encontraste la solución para levantarlo antes de ir a la escuela. Acomoda sus horarios y, una vez que estén en la cama, evita hacer ruidos molestos en la casa. ¡Así no alterarás su sueño!

Entonces la respuesta es SÍ, las rutinas ayudan a los niños. Nadie va a decirte cómo criar a un hijo pero es importante que sepas qué cosas benefician a los chicos. Definitivamente, los cronogramas y horarios son una de ellas. ¿Te parecen efectivos estos métodos? ¡Cuéntanos tu experiencia!