No hay duda que las mujeres tenemos superpoderes, ¿verdad? Y cuando nos convertimos en madres pareciera que desarrollamos más poderes, capacidades que no creíamos tener. Así somos, sino que alguien me explique cómo hacemos para que a nuestros niños les gusten las verduras.

Cuando sabemos lo que necesita nuestro bebé

Con el tiempo este superpoder lo desarrollamos más y más. Al principio quizá nos cuesta, pero luego sabemos qué le pasa a cada instante. Solo una verdadera superhéroe podría lograrlo, y eso es lo que somos.

Cuando vemos a nuestros hijos ser amables

Cuando los vemos interactuando con los demás y descubrimos que son personas muy amables, nos llenamos de orgullo y nos sentimos como verdaderas supermamás.

Cuando los cuidamos sin enfermarnos

Cuando los pequeños tienen gripe, fiebre, dolor de panza, varicela, o lo que sea, lo único que queremos es cuidarlos y que se mejoren.

Como madres, nos es muy difícil ver a nuestros hijos pasar mal. Pero algún superpoder tiene que haber detrás nuestro que haga que no caigamos enfermas, ¡algo tiene que haber!

Cuando comen alimentos saludables y le encantan

¡Ajá! El ingrediente secreto es: amor en las recetas (Y tener los superpoderes de una madre). No nos pregunten cómo lo hacemos pero lo logramos: a los pequeños les gustan las verduras.

Sin duda, las madres somos unos superhéroes imbatibles. ¿En qué momento te diste cuenta que lo eras?