VIAJES

Para disfrutar de animales en libertad, todos solemos pensar en África y un safari, quizás en visitar Cabañeros durante la berrea del ciervo, o incluso nadar con delfines en Canarias. Todas son buenas opciones, pero no son las únicas. Nuevos destinos se están poniendo cada vez más de moda entre los viajeros que quieren conectar directamente con la madre naturaleza y encontrarse con compañeros de viaje un poco salvajes. Hoy te traemos algunos de los destinos más originales para disfrutar de la vida animal.

Giraffe Manor, Nairobi

¿Te imaginas compartir el desayuno con una jirafa? En Nairobi es posible. En el hotel Giraffe Manor las jirafas son los animales de compañía que reclama comida a los huéspedes. No es precisamente un hotel barato, pero sí que es verdad que la experiencia es prácticamente irrepetible.

Templo de los monos, Katmandú

El Swayambhunath o Templo de los monos es uno de los más importantes de Katmandu (Nepal). Para el budismo, los monos son animales sagrados que campan a sus anchas por todo el templo. Eso quiere decir que saltan, juegan y corretean sin importarles quién haya cerca. ¡Cuidado!

Orcas en Punta Ninfas, Argentina

Aunque las orcas no se caracterizan por ser muy simpáticas, sí que son animales realmente increíbles. Aquí, en Punta Ninfas (Argentina), es habitual verlas nadar por la costa. De hecho, incluso las hay que asoman el hocico cuando ven a alguien cerca. ¡Ah!, también es normal ver colonias de elefantes marinos tomando sol en la playa.

Parque Nacional Galápagos, Ecuador

Además de por la teoría de la evolución de Darwin, las islas Galápagos son famosas por la cantidad de animales en libertad que se pueden ver campando a sus anchas. Tortugas gigantes, pingüinos, leones marinos, lagartos y cientos de aves viven aquí, lejos del mundo, aunque ya empiezan a estar acostumbrados a la presencia humana.