MAKE UP

El labial rojo no tiene por qué ser ya solo una opción para la noche. Disfrutar de unos labios rojos durante el día también es posible –y sin hacer el ridículo–. ¿Quieres saber cómo? Pues, hoy te enseñaremos algunos trucos de maquillaje.

Labios difuminados

Pinta el centro de tus labios con el labial rojo que más te guste y con tu dedo mayor, a través de unos leves golpecitos, espárcelo hacia las comisuras de tus labios. Este es el primer paso para crear el efecto difuminado. A continuación, quítate el labial con la ayuda de una toallita, vuelve a repetir el primer paso y, ¡voilà!

Labios de cereza

Para empezar, pinta todos tus labios con un delineador rojo que combine con el labial del mismo color. Ahora, embellece tu boca con este último. Con mucha gentileza, y haciendo uso de una toallita, dale unos toquecitos a tus labios para remover aquellos aceites que impedirán que tu obra sea duradera.

Labios con brillo

¿Sientes afinidad por los labios más brillosos? Entonces, esta alternativa te sentará genial. Solo debes apegarte a la alternativa anterior, aplicarte un poco de brillo en el centro de tus labios y luego esparcirlo con tus dedos mayores, por medio de suaves golpecitos. Eso sí, ¡mantente alejada de los bordes! No querrás que el brillo se corra.

Labios de matices

¿Alguna vez probaste combinar labiales? ¡Hoy es un excelente momento para comenzar! Te proponemos, entonces, que pintes el borde de tus labios de color rojo. A continuación, colorea el centro con un labial rosa que no rompa la armonía. Haz que ambos colores se toquen de forma sutil. ¡Quedará precioso!

Estas son las opciones que hoy te proponemos para que puedas lucir tu labial rojo durante el día. ¡Pruébalas y cuéntanos qué tal!