Mother kissing happy daughter on the cheek

La crianza y educación de los niños ha cambiado. Es muy normal que tú seas la cabeza de tu hogar, pues a pesar de que el padre de tus hijos aporta dinero, eres tú la encargada de dar amor, inculcar valores y demás. Y aunque hay momentos desesperantes, siempre te las ingenias para salir adelante. Si eres mamá soltera, te identificarás con estas situaciones que enfrentas, pero que has superado como una mujer fuerte, luchadora y trabajadora. ¡Tus hijos son tu mayor tesoro y por ellos hasta tu vida darías!

Dificultades económicas

El mayor problema que enfrentan las mamás solteras es, sin duda, la falta de dinero. Y no es para menos, según la Encyclopedia of Children´s Health, las familias encabezadas por mujeres ganan 30 por ciento menos al año que las formadas por dos padres. 

Aunque los padres aportan dinero al hogar, éste no es suficiente. Las madres se ven obligadas a trabajar horas extra para brindarles a sus hijos alimento, vestido y estudio. Las mujeres luchadoras son esas capaces de sacrificar horas de descanso por darles lo mejor a sus niños. ¡Tú eres una de ellas, por lo tanto debes sentirte orgullosa! 

Peleas constantes

Para ninguna madre soltera es extraño enfrentar diferencias constantes con el padre de su hijo. O bien podría no colaborar a tiempo con sus responsabilidades… Lleguen a un acuerdo para que el vivir por separado no afecte a los niños. ¡Es difícil llevar la “fiesta” en paz, pero por tu salud y la de tus pequeños, vale la pena!

Educación en solitario

Como eres madre soltera, te culparan de la mala conducta, malas notas en la escuela… Según la Encyclopedia of Children´s Health, los niños que crecen en hogares monoparentales enfrentan con más frecuencia problemas al estudiar, y suelen estar más expuestos al abuso de  drogas y alcohol. Decide métodos de disciplina efectivos para evitar situaciones estresantes más de lo normal. 

Nunca tienes tiempo libre

Deberás encontrar el equilibrio entre trabajo, hogar, familia y ocio. Aunque no tengas una pareja para que cuide a los niños, debes buscar la manera de tener al menos una tarde para ti. Tú también necesitas compartir con amigos, salir a tomar aire, caminar por el parque o realizar tu ejercicio preferido. ¡Tú eres una supermamá!