Hay muchas personas que con el paso del tiempo les resulta difícil cumplir años pero debes saber hacer frente a esta realidad, porque los años pasan y tú te haces mayor. Además debes empezar a ver los años como la suma de experiencias vividas y eso está lleno de belleza. No reniegues de tu edad, porque es tu vida. Sigue leyendo porque vamos a darte buenos consejos para ayudarte a aceptar tu etapa vital.

  1. Para empezar debes recordar que tu edad es la suma de toda una vida. A lo largo de los años has ido atesorando vivencias y experiencias que hacen que tu existencia sea especial y única. No pienses que estás limitado por cosas que no puedes hacer. Cada etapa vital tiene su encanto y debes saber disfrutarla con sus pros y contras. Seguro que, tengas la edad que tengas, podrás hacer algo que antes te parecía impensable ya sea por razones económicas, por personalidad, por dependencia familiar… Sea la razón que sea, seguro que ahora tu vida ha cambiado para mejor así que ¡valóralo!
  1. La cuestión es aceptarte tal y como eres. No intentes modificar algo externo, cuídate y quiérete mucho. Si te amas, el paso del tiempo no te importará lo más mínimo porque estarás disfrutando cada instante. La idea es quete sientas bien con tu edad porque, al fin y al cabo, es tan solo un número, una cifra más que solo indica el tiempo que llevas viva. En lugar de enfadarte, deberías mostrar una actitud de agradecimiento por cada año vivido, con todo lo bueno, lo malo y lo regular. Todas las experiencias crean una base sólida para un futuro lleno de plenitud y son esos años, los que te forman, los que definen tu personalidad.
  1. Durante toda tu vida habrás disfrutado de ciertas cosas, experiencias y situaciones que han hecho que crezcas y te conviertas en la persona que eres hoy en día. Puede que estas vivencias no siempre hayan sido positivas pero, como bien dice la frase, “de los errores se aprende” y del dolor también. Lo que tienes que hacer para aceptar tu edad es fijarte en tu interior y valorar cómo te sientes: si tienes mucha energía, optimismo y ganas de vivir, poco importa tu edad porque tu calidad de vida será extraordinaria. No es buena idea mirar al pasado con añoranza porque la idea de que cualquier tiempo pasado es mejor, no hace más que estancarte en un muro de insatisfacción. Además, esto hace imposible valorar cualquier tiempo presente o por venir. Las personas que viven atrapadas en el pasado, son incapaces de disfrutar del momento.
  1. La clave para aceptar tu edades tener la capacidad de disfrutar y valorar cada día de la vida, independientemente de los años que tengas porque la edad interior radica ahí. Deja de preocuparte y angustiarte por los años que pasan porque lo único que importa es cómo los vivas y esto depende totalmente de ti. Haz que tu vida sea plena en todos los sentidos, sin recrearte en la edad que tienes.