Enfrentarse a un viaje de más de 5 horas con la familia en la ruta es un gran desafío. Los chicos se aburren, empiezan los berrinches y la travesía puede tornarse una pesadilla.

Para que no mueras en el intento de llegar a destino, te proponemos algunas ideas para despejar tu mente y la del resto de tu familia. Anota estos tips que te van a garantizar un viaje en paz y un disfrute máximo que vas a querer repetir en el próximo viaje.

Entretenimiento para cada miembro del viaje

Si vas con tus hijos, lo ideal sería que pienses en algo especial que le guste a cada uno para que disfrute, se entretenga y no reine el caos por el aburrimiento. Si vas con amigos, puedes armar una playlist con música que disfruten todos o alguna actividad para pasar el tiempo. Mientras más entretenido sea, menos te vas a percatar del tiempo.

Panza llena corazón contento

Al igual que las paradas obligatorias para ir al baño, las de la comida son igual de fundamentales. Pero no es por esta razón que te recomendamos que lleves comida. Cuando uno no come, llega un momento en que el hambre genera mal humor y mala predisposición. No te decimos que se hagan una panzada, pero que haya comida a bordo va a garantizar buen humor para rato.

Comodidad al 100%

Una pollera y un top pueden quedarte hermosos, pero no son recomendables para un viaje en auto. Intenta enfundarte en la ropa más cómoda y fresca que tengas, y lleva pequeñas almohadas o toallas para hacer más confortables los asientos. Van a ser varias horas, pero si te pones cómoda, ni lo vas a sentir.

Organizar el tiempo

Aunque parezca que lo que menos tienes que hacer es pensar en el tiempo, quizás esta idea te pueda jugar a favor. Puedes hacerte una mini agenda, muy relajada, de algunas cosas que tengas pendientes o que quieras hacer para matar el tiempo en el viaje. No son pocos lo que dicen que cuando estás enfocada en una tarea, el tiempo pasa volando. Pruébalo y cuéntanos cómo te resultó.

¡Con estos consejos para un viaje en ruta ya estás lista para tu próximo destino!