BELLEZA

Mantenernos correctamente hidratadas es básico para nuestra salud y también para nuestra belleza: la piel se verá más tersa, nuestro organismo funcionará correctamente y podremos controlar mejor las ingestas de comida.

Beber el agua suficiente al día puede ser difícil. Por eso, hoy les traemos cuatro trucos para lograr beber toda el agua que necesitan al día.

Añade sabor de forma natural: si no bebes agua porque te parece insulsa puedes darle algo de sabor preparándola previamente. El día anterior por la noche coloca dentro de la botella unas rodajas de naranja, limón o unas hojas de menta; deja reposar el agua por la noche y tendrás agua ligeramente saborizada por la mañana.

Establece horarios para beber: esto es lo que mejor funciona. Puedes utilizar una botella de medio litro e intentar beberla antes de las doce. Luego, bebes otro medio litro antes del almuerzo y, por la tarde, realizas la misma operación: medio litro antes de la merienda y otro medio litro antes de la cena. Una botella de 500 centímetros cúbicos no ocupa lugar y se puede llevar a todas partes: ¡sin excusas!

Prueba con las infusiones: hoy en día podemos encontrar infusiones de todos los sabores posibles. Algunas prefieren las clásicas, como el té verde, pero existen un sinfín de sabores que valen la pena probar, como el té de vainilla o de regaliz. Ojo a los efectos de la teína y cafeína que contienen algunas de ellas.

La tecnología nos ayuda: ya hay apps de smartphone para casi todo, y cuantificar el agua que bebemos no iba a ser una excepción. Aplicaciones como WaterTracker para Android o Waterlogged  para IOS nos ayudan a llevar un registro del agua que bebemos a través del uso de alarmas inteligentes y programables.

Y tú, ¿bebes toda el agua que necesitas?