La amistad entre el hombre y la mujer es muy difícil de sobrellevar, sobre todo si ambos están solteros y buscan formar una pareja.

Pero aunque te parezca increíble, ser amigos antes de formar una pareja puede resultar mucho más beneficioso de lo que piensas ¿Te interesó? Entonces no dejes de leer lo que sigue.

Se conocerán bien antes de tener relaciones sexuales

Es muy común que aquellas personas que comienzan una relación de pareja enseguida mantengan relaciones sexuales aún sin conocerse bien. Esto puede ser muy frustrante, sobre todo si la relación no es como habían pensado. Esto no ocurre si son amigos antes de ser pareja, pues existe un conocimiento previo mucho más profundo.

Podrás determinar si eres incompatible o no

Cuando tienes una cita con un desconocido, no sabrás hasta que pase un tiempo si eres compatible con él o no. Esto no ocurre si comienzas una relación con tu mejor amigo, pues las presiones no serán las mismas ya que hay un conocimiento previo y sabrás perfectamente si es el indicado para ti.

 La relación será mucho más satisfactoria

Seguramente te habrá pasado alguna vez el vivir romances de corta duración, pues al descubrir que tu nueva pareja no es compatible contigo, no te queda más que romper con él. Esto, al contrario, no sucede si eres amiga de tu pareja antes de comenzar a salir juntos. Gracias al conocimiento previo y mutuo que tienen ambos, es probable que la relación prospere y llegue a buen puerto.

Progresará naturalmente

Desarrollar un vínculo de amistad es algo que se hace progresivamente. Si tienes amigas, no se han sentido completamente en confianza el primer día, ¿verdad? Sino que la amistad se fue afianzando con el tiempo. Esto es realmente beneficioso en el caso de relaciones de pareja, y como vengo insistiendo, conocerán sus gustos y debilidades y podrán fortalecerse afianzándose en una relación por mucho más tiempo.

Conocerán sus excentricidades mutuamente

Al ser amigos previo a ser pareja, es probable que conozcan las locuras de cada uno, ya sea que se trate de problemas con la ropa o que alguno de los dos tenga siempre la costumbre de llegar tarde e incluso si hay comidas que les gustan más que otras. Esto hará que el tener una relación de pareja no sea tan complicado, pues sabrás de antemano a qué te atienes al salir con él.

Ser amigos antes de ser pareja tiene muchas más ventajas de las que pensabas. Cuéntanos, ¿Has pasado por alguna situación similar?