Si eres madre soltera o piensas serlo, debes saber que es una labor maravillosa y que si otras mujeres han podido salir adelante, tú también lo harás.

Mireya Posada, autora del libro El privilegio de ser madre soltera, mencionó en una entrevista otorgada a About en Español que no hay diferencia entre una madre soltera por elección y una madre soltera por divorcio.

“El amor y la relación con los hijos no marca diferencias. Es la doble responsabilidad que sí lo hace. El título de ‘madre soltera’ es un calificativo que suelen utilizar las personas cuando te quedas sola con la educación de los hijos. Los retos más grandes son económicos y el cuidado de los niños cuando tienes que trabajar. Por ejemplo: No ir a trabajar cuando tu hijo está enfermo desestabiliza la economía, pero al mismo tiempo no te irás en paz a la oficina”, explicó la escritora.

Algunos de los beneficios de no contar con el apoyo de un padre son:

-Crearás un vínculo más estrecho con tus hijos; además, no escucharás comentarios negativos de tu pareja diciendo: “Es que ya no tienes tiempo para mí”.

-Por convivir más cerca en familia, sentirán más compromiso y afecto. El ambiente de seguridad se construirá poco a poco.

Y es que ser madre soltera implica grandes retos, pues deberás ser el ejemplo y fuente de inspiración para tu hijo.

Para ayudarte a ser una madre soltera ejemplar, te damos algunos consejos.

Enséñale a escoger sus amistades

Cuando eres mamá soltera, tu tiempo es reducido pues necesitas atender el trabajo, las labores domésticas y el cuidado de tus hijos; sin embargo, los niños necesitan identificar qué tipo de compañeros de juego o de vida son los más saludables para ellos.

Corrige su mal comportamiento

Que la ausencia de su padre no sea una excusa para dejar los berrinches y malas notas en la escuela. Si tú eres la figura de autoridad, hazla valer.

Ser siempre agradecida

Decir “muchas gracias” es tan poderoso como expresar un “te amo” o un “te quiero”. Si tu hijo te escucha decirlo, aprenderá a hacerlo. Si tu niño tiende su cama o te ayuda a sacar la basura, dile “gracias”. Poco a poco él aprenderá de buenos modales porque tú eres su ejemplo.

Enséñale a esforzarse

Y este consejo es también para madres con parejas. Los niños tienen que aprender que todo sueño necesita un esfuerzo. Desde que tu hijo está pequeño tiene que aprender a ganarse las cosas, por ejemplo: si para el Día del Niño desea un “X” juguete, deberá ganárselo con buen comportamiento, ayudarte en las labores domésticas y sacar buenas notas en la escuela. Así como a ti te cuesta ganarte el dinero para darle lo que él necesita, él también tiene que tener dificultades para obtener lo que quiere.

Confía

En la medida en que tu hijo crece aprende valores, disciplina positiva, sus responsabilidades y de buen comportamiento. Por eso necesitas confiar en la educación que impartes. Luego de formar a tu hijo con buenos cimientos, lo mejor es que tú como su mamá lo apoyes, seas su cómplice y lo corrijas cuando sea necesario.