Si eres de las personas que desean vivir en armonía con su entorno, entonces te interesará saber qué cosas debes evitar hacer para no molestar a tus vecinos. Puede que estés haciendo alguna de ellas a diario sin darte cuenta de que los incomodas.

Para que tengas una idea de lo mucho que puedes molestarlos -aunque no sea tu intención-, te proponemos imaginar cómo te sentirías tú si fueran tus vecinos los que te hicieran alguna de estas 5 cosas molestas. ¡Descúbrelas a continuación!

Ser una vecina quejosa

Una cosa es que realmente la música esté alta a la hora de la siesta o luego de las 10 de la noche, y otra muy diferente es que ni bien escuches que tu vecino ha puesto la música vayas a quejarte. Hay personas a las que todo les molesta y cuando se tiene vecinos, también es necesario usar el sentido común y saber convivir.

Estacionar en la entrada de su garaje

¡Si me habrá pasado! Puedo asegurarte que es muy molesto el hecho de llegar a tu casa y no poder entrar tu coche o aparcar en tu sitio por el cual pagas porque otra persona lo ocupó sin tu permiso. El que lo hagas puede ser el inicio de una guerra declarada en silencio.

Hablar en voz alta

Paso cada día por esto, ¡es horrible! Además de enterarme de cosas que no me interesan, tengo que soportar las voces de dos personas que discuten constantemente. Lo peor de todo es que viven a 3 casas de la mía, así es que somos varios en la calle los que padecemos de tal situación. Como te imaginarás, ésta gente se ha ganado el comentario desafortunado de todos los vecinos. Habla todo lo que quieras pero en tu casa y con voz moderada. Lo mismo si hablas por el móvil, ¡qué costumbre esa de salir a hablar al jardín!

Extender la superficie de tu casa

Esto es desubicado, desprolijo y desordenado, al menos bajo mi perspectiva. Esas personas que tienden su ropa a pie de calle o sacan el tendedero para hacerlo cuando tienen terraza e incluso algunas hasta patio trasero, son realmente molestas. Además, no suele ser lo único que sacan, cuando vienen los amigos es más de lo mismo: la mesa, las sillas y la música, todo fuera de casa y hasta ocupando parte de la acera del vecino. ¡No invadas! O te ganarás toda su ira.

Permitir un mix de cosas irritantes

Y en éste último punto, vamos a nombrar unas cuantas cosas que seguro enfadan, incomodan y molestan a tus vecinos. ¡Evítalas si no quieres molestar a tus vecinos!

  • Qué tu perro ladre por cualquier cosa o sin motivo de forma constante y a toda hora.
  • Qué tus mascotas ensucien o vayan al jardín del vecino.
  • Qué los niños jueguen a la pelota a la hora de la siesta.
  • Qué les toques la puerta para pedirles cosas de forma frecuente.

¿Descubriste algo que haces y que pudiera incomodar a tus vecinos? Si es así, tal vez puedas ir a la casa para pedirles disculpas y mejorar tu relación con ellos.