5-cosas-que-debes-evitar-si-vas-a-dejar-a-tu-pareja

Aunque muchas veces el “dejado” experimenta la parte más cruel de una ruptura, la persona que deja a esa otra también se enfrenta a una situación complicada y, en ocasiones, agónica. Tener cierto tacto, olvidar los clichés y ser honesto son algunas de esas 5 cosas que debes evitar si vas a dejar a tu pareja, una situación ya de por si complicada.

1. Echar la culpa 

No empieces una conversación echándole la culpa al otro y enunciando sus defectos como detonantes de la relación. Conviene que se hable del problema en sí mismo y de la situación de la pareja en general. Ya habrá tiempo de establecer el típico debate de “tú hiciste o no hiciste”, algo que, por otra parte, no debería ser común en parejas con la suficiente madurez como para aceptar sus diferencias y encauzar lo mejor posible esta separación.

2. Usar clichés

Sé sincera. No acudas a los clichés tipo “no eres tú, soy yo” o “podemos quedar como amigos”, frases que, quizás años atrás, habrían funcionado pero cuya validez en los tiempos actuales resulta algo irrisoria. Plantea las cosas con naturalidad, exprésate y no te refugies en coletillas demasiado manidas.

3. Guiarte por lo “esperable”

Hay tantas personas como relaciones en el mundo, de ahí que el proceso de ruptura, si bien se basa en pautas bastante similares, no tiene por qué incluir las consecuencias que todo el mundo te ha hecho creer. “Te dejo porque te quiero”, “nos separamos un tiempo para evitar acabar peor” o “llámame cuando pase un tiempo y dime si te apetece tomar un café” son frases que pueden dar la réplica a esos clichés como “darse un tiempo”, pérdidas de contacto durante un año o reproches posteriores vía Whatsapp. Haz lo que mejor creas para tu pareja, siempre que él esté de acuerdo, sin ceñirte a lo que una pareja debería hacer siempre cuando se dispone a terminar.

4. Dar muestras de cariño inmediatas

Dejar a esa persona con la que has estado durante bastante tiempo es duro y, seguramente, durante unos minutos tu ya exnovio se quede callado, ausente, molesto. Intentar que te responda como siempre hizo cuando estaban juntos tras una palmada en la espalda o una caricia en el brazo no sólo le irritará más, sino que está fuera de lugar y resulta algo contradictorio en ese preciso momento.

5. Callarse cosas

Puede que lo único que quieras es dejar a tu pareja sin importarte el hecho de que ciertos aspectos no sean conversados. Sin embargo, todos esos motivos saldrán a relucir antes o después, siendo preferible hablarlo en el momento y asumir las consecuencias antes que reprimir algo de lo que te arrepientas posteriormente o utilices como excusa para bombardearos mutuamente vía smartphone. Pon todas las cartas sobre la mesa y coge el toro por los cuerpos, frases manidas pero siempre efectivas.

Estas 5 cosas que debes evitar si vas a dejar a tu pareja requieren, ante todo, de sinceridad y la capacidad para saber cómo tratar el tema. Recuerda que componen una pareja, diferente al resto, conocedora de esos puntos débiles y capaces de asumir las consecuencias según sus propios criterios. Esa naturalidad y confianza de siempre podrá percibirse en una relación aun cuando esta se acerca a su fin… o quizás no. Como bien hemos dicho, cada pareja es un mundo.

¿Crees que es peor dejar a alguien o que te dejen?