1. Durante la audición para el film El Diario de la Princesa, Anne cayó accidentalmente de su silla. Los productores la eligieron la instante, pues su personaje tenía que ser bastante torpe.

2. Cuando era más pequeña, su edad y su gran estatura, le impedían conseguir papeles en Broadway, ya que era muy alta para hacer de niña y muy joven para interpretar a un adulto.

3. Odia hablar por teléfono con personas desconocidas. Según ella es “aterrador”, así sea el repartidor de pizzas.

4. Quiso ser monja, pues la actriz fue educada dentro de la religión católica. Sin embargo, cuando descubrió la homosexualidad de su hermano, pensó que no podía defender una religión que desaprobaba su orientación sexual.

5. Según contó, el actor y director Garry Marshall le dio el mejor consejo de su carrera cuando le dijo: “nunca sabes si una película va a ser un éxito, así que más vale que la pases bien rodándola”.