1. Cuando era adolescente, Brad trabajó como empleado en un bar, como repartidor de comida a domicilio e incluso se vistió de pollo para promocionar un restaurante. ¿Quién hubiera dicho entonces que sería una estrella?

2. Siempre llega tarde a los rodajes y nunca tiene tiempo de comer. Por eso, en muchas películas, se lo puede ver comiendo algún aperitivo.

3. Antes de estar con Angelina Jolie, e incluso antes de casarse con Jennifer Aniston, Brad Pitt estuvo más de 3 años comprometido con la actriz Gwyneth Paltrow.

4. Aunque parezca increíble, mientras filmaba la película Troya sufrió una fractura en el talón de Aquiles ¡el personaje que él encarnaba!

5. Brad tiene su lado solidario: participó en la construcción de 150 viviendas tras la tragedia de New Orleans en 2006, proyecto al que además donó 5 millones de dólares.