Eres su amiga, la quieres y no te gustaría que sufra o pase malos momentos, pero lo ves venir… 

Por todo lo que te cuenta y observas en su relación de pareja, tienes claro que él no es un hombre para ella. Sabes que no deberías interferir en su relación, pero no dejas de pensar todo lo que le dirías con respecto a la situación si te fuera posible.

¡A ver si coincides con lo que nosotras diríamos en tu lugar!

“No estás a gusto”

Ella no se da cuenta, pero cuando está con él sus gestos, hasta su cara y su forma de hablar cambian por completo. Parece tensa y como si todo el tiempo se estuviera midiendo o controlando lo que hace para agradar a su chico. Si pudieras le dirías “¡cuando estás con él dejas de ser tú!”

“La mayoría de las veces discuten”

Tu amiga te lo cuenta, de los siete días que tiene la semana, seis se los pasa discutiendo con su chico o en desacuerdo por algo. Claro que luego viene la reconciliación, pero todas sabemos que esa no es una relación basada en la armonía, algo pasa por lo que no consiguen ponerse de acuerdo. Te gustaría decirle “¡Si realmente fueran tal para cual no discutirían tanto!”

“Te absorbe por completo”

Esta es otra de las frases que le dirías porque te das cuenta que ya casi no tiene tiempo ni para ella misma. Se queja de que no puede hacer ciertas cosas como antes y de que no tiene espacio para quedar con sus amigas. En el fondo no quiere o no puede reconocer que su pareja la absorbe, y que todo lo tiene que hacer con él para que este no se enfade.

“Te obsesionas”

Desde que su chico le dijo que la veía un tanto más rellenita, se ha puesto a dieta de forma compulsiva. No hace más que contar calorías con el objetivo de convertirse en un palillo para tener el cuerpo 10 que su novio pretende. Te mueres por decirle que no es para tanto, que con apuntarse a un gimnasio bastaría. Y que además su actitud no es saludable.

“Te dejas llevar por sus celos y el control”

Observas como tu amiga se desespera cada vez que recibe un mensaje de su novio, tiene que contestarle inmediatamente para evitar que este piense que está con otro o le monte una escena de celos.

Es como si la controlara a cada instante, tiene que saber a qué hora sale, a qué hora regresa y con quién está a cada momento. ¡Si pudieras decirle que eso no es normal…!

¿Qué otras cosas te gustaría decirle a tu amiga sobre su pareja? Es una situación muy delicada, ninguna quiere ser una entrometida en la vida de una amiga, pero tampoco queremos que ella lo pase mal. 

Si estás en esta situación, este es nuestro consejo: lo mejor es invitarla a tomar algo y decirle que en el último tiempo la has notado diferente -puedes poner un ejemplo- y que eso te preocupa. Tal vez ella no se haya dado cuenta y ponga más atención en su relación.