5-formas-en-las-que-la-meditacion-mejora-tu-vida-sexual

Meditar tiene muchos beneficios que no pretendemos detallar aquí, pero es cierto que siempre recomiendan meditación para contrarrestar el estrés, manejar la ansiedad, mejorar la atención, “limpiar” la mente y ayudar a mejorar la salud en general. Y también puede hacer que tu vida sexual pase de bien a excelente.

Estas son algunas de las formas en las que la meditación influye en tu vida sexual:

1- Te hace sentir bien: Un estudio de la Universidad de Georgetown ha demostrado que las endorfinas que se liberan durante la meditación ayudan a reducir el estrés crónico, la angustia, el enojo y la depresión. Con la práctica continua de la meditación, la persona logra sentir un bienestar generalizado. Y es cuando nos sentimos bien cuando más podemos disfrutar del sexo y experimentar una vida sexual maravillosa.

2- Te libera del estrés y te ayuda a focalizar: ¿Sabías que el hecho de poder concentrarte ayuda a tu deseo sexual? Una mente agobiada, desorientada, que está pensando aquí y allá no puede generar armonía. Al contrario, cuando estás concentrada puedes ser mejor amante y lograr que tu libido aumente.

3- Aumenta la circulación sanguínea: La ciencia que estudia los beneficios de la meditación revela que meditar ayuda a aumentar la circulación de la sangre. Esto también tiene gran impacto en el área sexual. De manera que si estás un poco dudosa o temerosa, no dejes de recurrir a la meditación para hacer de tu próximo encuentro sexual una experiencia inolvidable.

4- Aumenta las hormonas del deseo sexual de forma natural: Las hormonas DHEA (conocidas como las hormonas de la juventud) aumentan a través de la meditación y con ello las personas sienten un bienestar general que ayuda a mejorar el deseo sexual y el placer.

5- Cambia la forma de experimentar el sexo: Las personas que meditan en forma frecuente logran tener un acercamiento al sexo mucho más intenso. Es decir, en vez de hacer todo apurado en la cama, tienen una conexión intensa, profunda y muy íntima con su pareja, lo que hace del sexo una experiencia más especial aun.

La ciencia también ha demostrado que los orgasmos y la meditación afectan al cerebro de una manera similar. En ambos casos ayudan a disminuir esa sensación de estar pendientes de todo y detienen el flujo de pensamientos, lo que nos permite experimentar lo que sería estar por fuera de nuestros egos, libres de sus influencias. Algo simplemente maravilloso.

¿Has probado la meditación para mejorar tu vida sexual?