VIAJES

Aunque pueda parecer que hay pocos, en realidad más del diez por ciento de la superficie terrestre está ocupada por glaciares. Entre todos, acumulan las tres cuartas partes del agua dulce del mundo. Pero hay algunos que son especialmente espectaculares y vale la pena conocerlos por su increíble belleza. En esta nota, te presentamos los 5 glaciares que te dejarán helado de asombro.

Perito Moreno, Argentina

Con 5 kilómetros de longitud y 60 metros de altura, el Perito Moreno es, probablemente, el glaciar más famoso del mundo. Los miles de viajeros que lo visitan cada año no pueden dejar de quedarse con la boca abierta, por muchas fotos que hayan visto del glaciar. Una de las joyas de Argentina a la que las fotos no le acaban de hacer justicia, ya que en persona es aún más increíble.

Glaciar Negro y Jokulsárlon, Islandia

Jokulsárlón, que es el mayor lago glaciar de Islandia, ha doblado su superficie en los últimos 40 años debido a la rápida fusión del glaciar. El lago, repleto de icebergs, refleja asombrosos colores en la época de las auroras boreales, dándole ese toque tan mágico. Además, el lago glaciar ha sido escenario de algunas de las más famosas películas, desde Tom Raider hasta Batman o Muere otro día.

Franz Josef, Nueva Zelanda

El glaciar Franz Josef es, junto al glaciar Fox, uno de los más famosos de Nueva Zelanda y de todo Oceanía. Lo que hace especialmente peculiar a este glaciar es que se encuentra a tan sólo 300 metros sobre el nivel del mar y a menos de 20 kilómetros del Mar de Tasmania, rodeado de un frondoso bosque. El glaciar Fox, el Perito Moreno y el Franz Josef son los únicos glaciares del mundo que se encuentran en bosques lluviosos.

Glaciar de Olden, Noruega

El glaciar de Olden, en Noruega, es en realidad uno de los brazos del famoso glaciar Briksdalsbreen. Si bien es cierto que tuvo su época de expansión, en los últimos años ha ido perdiendo superficie, especialmente por la subida de las temperaturas en verano. Lo que nunca perdió es su inigualable belleza.

Glaciar Kharo La, Tíbet

No hay nada como desconectar de todo, cerrar los ojos y oír historias del Tíbet. Situado a los pies del paso de montaña que lleva el nombre de Kharo La (Kharola), se alza majestuosa la silueta de un imponente glaciar que deja a todos los visitantes con la boca abierta.