5-maneras-de-cocinar-panceta

La panceta es un ingrediente que da sabor sin recargar las comidas y queda bien con prácticamente todo. Antes de poner manos a la obra, vale diferenciar la panceta fresca de la panceta como fiambre embutido. Si bien la primera es mucho más rica, la segunda es utilizada también en variedad de platos rápidos y fríos.

Panceta con ciruelas

Para una entrada agridulce, debes precalentar el horno y, mientras tanto, envolver ciruelas disecadas y descarozadas (las mismas que se usan para hacer compota) en fetas de panceta y pincharlas con un palillo. Luego, coloca la preparación en una asadera enmantecada y cocínala durante 20 minutos para que la panceta quede crocante. Es ideal servir los bocaditos calientes.

Muffins salados con panceta

Los tradicionales mantecados pueden llevar diferentes rellenos. Uno de ellos es el de panceta y queso. El secreto está en hacer la mezcla como siempre y, ya llegando al final, antes de verterla en los moldes, agregarle panceta fresca salteada cortada en tiritas con bastante parmesano rallado. Si quieres innovar, puedes reemplazar la harina leudante por la integral, agregando un poco de polvo de hornear. Puedes servirlos calientes o tibios.

Guiso de lentejas y panceta

La panceta ahumada cortada en cubitos le da un sabor único al guiso de lentejas, ideal para días de mucho frío. El plato se prepara con lentejas, arroz y una base de verduras salteadas (cebolla, morrón, zanahorias). Algunos cocineros incluyen papa y chorizo colorado en la preparación. Sin embargo, si eres fanático de la panceta, la recomendación es que disfrutes de ella sin el chorizo, que puede anular un poco su gusto.

Spaguetti a la carbonara

Pastas, panceta, huevo y vino blanco son los ingredientes principales que lleva este plato riquísimo, aunque no muy liviano. La salsa se obtiene mezclando panceta dorada en cubitos, con el vino, huevos batidos, manteca, parmesano, sal y pimienta a gusto. Una vez que la pasta está lista, se le agrega la preparación y ¡todos listos para disfrutar! Ideal para degustarlo en ocasiones especiales y con buena compañía.

Gratinado de papas y panceta con crema

Primero debes saltear 400 gramos de panceta cortada en cubos. Luego la reservas y, mientras tanto, cortas un kilo de papas en rodajas finas. Los ingredientes se distribuyen en capas adentro de una fuente de horno, suficientemente profunda, como si prepararas una lasaña: una capa de papas, una de panceta e hidratas con crema de leche con nuez moscada, y así hasta que terminas los ingredientes. La capa superior se cubre con queso rallado. La preparación lleva una hora aproximadamente de horno.

¿Cuál es tu plato con panceta favorito?