5-platos-veganos-que-te-encantaran

Por motivos filosóficos o alimenticios, cada vez son más las personas que deciden dejar de comer carnes y, además, restringir el uso de productos derivados de animales. Algunas ideas que llevan a este cambio en las costumbres son el desacuerdo con el maltrato animal o la convicción de que al comer carne, se ingiere además el sufrimiento del animal al morir. Entre las razones que apuntan a la nutrición, están el deseo de llevar adelante una dieta más liviana y fresca, sin grasas ni comidas pesadas y con mayores nutrientes de comida cruda. Aquí te presentamos algunos platos típicos veganos que te encantará.

Medallones de quínoa

Estos medallones tienen varias ventajas. Además de ser ricos, pueden hacerse con las sobras de algún risotto de quínoa y también pueden congelarse. Es decir que es posible preparar unos cuantos y cuando el hambre ataca y el tiempo escasea, sólo basta con sacar algunos, ponerlos en el horno y preparar una ensalada o unas papas para acompañar. Además de la quínoa, vale agregarles cebolla, zanahoria y morrón.

Helado de bananas

A este postre no le falta nada para convertirse en un clásico de tu recetario vegano. Es tentador, fácil de hacer y rico. Se necesitan dos kilos de bananas congeladas (hay que ponerlas en el freezer un tiempo antes), una licuadora, y ¡nada más! Aunque es posible mezclarlas con pasas de uva, frutas secas o trozos de chocolate.

Ensalada de rúcula y frutilla

La ensalada es el plato más básico de los veganos y vegetarianos. Para no aburrirse e ir siempre a lo clásico, lo mejor es mezclar sabores. En este caso se descubre que una fruta un poco ácida como la frutilla, junto a una verdura de hoja un poco picante como la rúcula, se llevan de maravillas. Ideal para quienes gustan de lo agridulce.

Pastel de garbanzos

La idea es lograr un puré suave con garbanzos previamente remojados y triturados. Una vez que la pasta está lista, se expande una primera capa en una fuente apta para horno. Luego se rellena con verduras a elección y se cubre con la otra capa. La preparación puede ser del grosor que desees. Una vez cocido, se deja enfriar y se corta. Los garbanzos son una de las legumbres que más propiedades contienen.

Verduras a la parrilla

Es bastante común que las personas que son adeptas al veganismo reclamen sus espacios en las parrillas carnívoras. La solución es buscar algunas verduras de las que más agraden y ocupar nuestro lugar. Zapallitos, calabazas y berenjenas, por ejemplo, se pueden cocinas vuelta y vuelta. Otras como las papas y batatas, que son más duras, hay que envolverlas en papel de aluminio.