RECICLAJE

Mucho hemos hablado aquí de las 3R, es decir, de reducir, reutilizar y reciclar, pero si aún no te encuentras convencida de cómo participar en este movimiento ecológico que nos atañe a todas, vamos a contarte por qué es importante que comiences al menos a reutilizar las cosas que ya no necesitas. ¡Nada está de más en casa!

Reduce los residuos en los vertederos

Cuando no tiras a la basura algo que piensas que ya no sirve y decides reutilizarlo para otro fin, donarlo o venderlo, estás haciendo un gran aporte para que los vertederos no sigan aumentando su tamaño. Ya sabemos que no es mucho, pero si todos ponemos nuestro granito de arena, los basurales reducirán su tamaño y emanarán menos gas metano, causante del efecto invernadero.

Conserva los recursos naturales

Si reutilizas elementos que ya existen, no se elaborarán nuevos productos con materias primas extraídas de la naturaleza, por lo que estarías ayudando desde casa al preciado ambiente.

Ahorra energía

Una gran cantidad de energía del planeta se gasta en la industria para producir nuevos objetos y artículos. Por lo tanto, si decides volver a utilizar algo, ayudarás a reducir la necesidad de producción y por ende, se ahorrará energía.

Ayuda a la comunidad

Una gran verdad es que a veces tú misma no puedes volver a utilizar muchas cosas que ya no necesitas, como es el caso de la ropa que va quedando chica o frazadas, mantas y otros objetos (los que se te ocurran) que van quedando de más.
Ese es un buen motivo para donar tus objetos y artículos en buen estado para que otro pueda aprovecharlo y utilizarlo.

Ahorra dinero

Puedes ahorrar dinero de tres maneras diferentes si reutilizas:

-Vender lo que ya no necesitas y está en buen estado es una gran manera de asegurarte que el objeto vuelva a ser utilizado y además, de ganar algo de dinero.

-Comprar artículos de segunda mano que alguien no necesitees perfecto para conseguir ese objeto por un precio menor.

-Volver a utilizar algo para otro fin puede hacerte ahorrar dinero en la compra de nuevos artículos, como por ejemplo: una remera vieja puede servir de trapo para limpiar, o una botella plástica vacía puede servir de maceta.

Ya ves que hay muy buenas razones para reutilizar las cosas de casa, por eso, ¡no dejes de participar en esta iniciativa!

Y tú, ¿sueles reutilizar algunas cosas? ¡Cuéntanos!