A lo largo de nuestra vida amorosa, es bastante habitual que nos encontremos con situaciones en que nos preguntemos si lo que estamos viendo o viviendo es o no una relación sana. Si no les ha afectado a ustedes directamente, seguro que en alguna ocasión han tenido alguna amiga o familiar cuestionándose a este extremo. El que se lo planteen no significa que su relación sea tóxica, pero en algunas ocasiones conviene prestar atención a esta duda porque quizás tiene más de verdad de lo que se pueden llegar a imaginar. No hay que tomarse a la ligera la salud de una relación, es algo fundamental. ¿Pero cómo saber si mi relación es sana? ¿Cómo distinguir entre una simple crisis de pareja y una relación altamente tóxica?

  • Respeto: Es la base de cualquier relación y el indicativo más importante para hablar de una pareja que puede tener un buen futuro. En una relación, el respeto significa que cada persona valora quién es el otro y entiende los límites de la otra persona.
  • Buenos momentos: Ambos se divierten estando juntos. Se ríen, juegan, planean el futuro. Cuentan el uno con el otro para pasar los mejores ratos. Esto no significa que se olviden de amigos o familia, todo lo contrario. Una relación sana sabe compaginar los tiempos.
  • Comunicación: Si una pareja tiene una buena comunicación, podrá resolver cualquier problema al que tengan que enfrentarse. La mayoría de los problemas en una relación vienen por la mala comunicación. El no escucharse, o atacarse sin escuchar el punto de vista del otro, es consecuencia de un claro problema de comunicación.
  • Admiración: Seguro que cuando se han enamorado es porque sentían una gran admiración por su pareja. Este es otro de los elementos fundamentales en una relación sana. El cariño, la confianza y el mirar a su pareja aprendiendo de él cada día. Necesitamos seguir creciendo a su lado. Es parte de esa fuerza que poco a poco nos unirá más a él o a ella.
  • Sexo: Según una encuesta realizada entre 700 parejas casadas durante 15 años, una tercera parte confesaba haber abandonado el sexo por completo. Así lo reveló Willy Pasini, fundador de la Federación Europea de Sexología, asegurando que si seguían juntos era “porque intercambiaban sentimientos positivos como ternura, confianza, estima, reciprocidad”. El sexo es fundamental en un matrimonio o en un noviazgo. Deben trabajarlo para nunca caer en el aburrimiento, porque este punto también es fundamental para vivir en una relación sana.