Superar un divorcio es uno de los episodios más traumáticos a los que un ser humano puede enfrentarse, tanto para el hombre como para la mujer. Sean cuales sean los motivos, el dolor está asegurado porque se están separando de una persona que lo ha sido todo para ustedes. La han amado, cuidado, aconsejado… Ha sido parte de su rutina, su vida y sus amistades. Cortar esos lazos es algo muy complicado que requiere tiempo y apoyo. Por eso a continuación les vamos a dar algunos tips que puedan aclarar un poco su cabeza, si en estos momentos se están enfrentando a algo así.

1- Apoyo psicológico: Es fundamental que se dejen ayudar por un terapeuta profesional. Él mejor que nadie sabrá guiarlas en su nuevo camino. Es normal que cuando una se enfrenta a un divorcio se sienta perdida sin saber qué hacer o hacia dónde caminar. Sométanse a una terapia, las ayudará mucho.

2- No se aíslen: Es muy normal que tendamos al aislamiento en las primeras etapas, pero lo importante es que tratemos de evitarlo. Intenten rodearse de sus seres queridos, sus familiares y mejores amigos. Ellos les ofrecerán ese punto de vista que obviamente es difícil que vean cuando se acaban de divorciar. Necesitamos puntos de vista objetivos para ver la realidad desde otro prisma y sobre todo con positividad.

3- La vida sigue: Tal y como está el ritmo de vida actualmente, es muy normal ver divorciarse a parejas jóvenes que llevan poco tiempo casadas. Si ustedes están en ese grupo, traten de pensar que tienen muchos años por delante para rehacer su vida. No se sientan frustradas.

4- Buena relación con su ex: El periodo de superación y recuperación de un divorcio será mucho más llevadero si consiguen tener una buena relación con su ex. Inténtenlo siempre que sea posible porque les aseguramos que les facilitará mucho las cosas.

5- Hijos: Si tienen hijos, obviamente las cosas se complican porque tendrán que estar en contacto permanente con su ex, alargando posiblemente el tiempo de recuperación (teniendo en cuenta que se verán bastante a menudo). Es muy importante que se respeten por sus hijos. Ellos son lo más importante. Traten de no discutir delante de ellos y por supuesto, expliquen la situación de una manera fácil para que ellos entiendan que aunque sus padres no vivan juntos, siempre los dos van a estar al lado de sus pequeños. Hay muchos niños que se confunden y piensan que sus padres se separan porque ya no los quieren, por ello convendría también en la medida de lo posible, que observen el comportamiento de sus hijos y hablen con el colegio para que los psicólogos tengan especial atención con ellos.