BELLEZA

Como recomendación médica, cualquier persona debería hacer 30 minutos de ejercicio al día, pero sabemos que con nuestras rutinas a veces no tenemos ni 5 minutos para ejercitarnos.

La buena noticia es que el ejercicio no necesariamente incluye un gimnasio o una rutina de ejercicios súper complicada. De hecho, puedes realizar actividad física haciendo tus labores cotidianas en cualquier momento del día. Aquí te dejamos unos sencillos ejercicios para mantenerte en movimiento.

  • Sentadillas con las compras: Fortalece y tonifica tus piernas después de un paseo al súper. Mantén la espalda recta y baja en sentadilla lo que más puedas para sacar los víveres de las bolsas y organizarlos en la alacena o nevera. Para más resultados, mantén la posición abajo por 30 segundos y repite.
  • Curl de bíceps con un galón de leche: Luce unos brazos perfectos con esa camisa sin manguitas con la que tanto sueñas mientras preparas el desayuno. Agarra el galón del mango y haz 10 curls con cada brazo, repite al menos 4 veces.
  • Barrida movida: ¿Sabías que puedes quemar 80 calorías por cada 20 minutos que barres? ¡Agarra la escoba y empieza! Además, mientras más tiempo lo hagas, más tonificas tus brazos (y más limpio queda el piso).
  • Twist de toalla: Haz trabajar tus abdominales mientras doblas las toallas. Siéntate junto a una canasta llena de tus toallas limpias (u otro tipo de ropa) y gira para sacar alguna prenda de ahí. Gira hacia el otro lado para doblarla y ponerla en una montaña de ropa limpia. Una vez esté toda doblada, haz el mismo ejercicio poniendo la ropa organizada dentro de la canasta. Repite y verás que vas a sentirlo en todo tu abdomen. Es buenísimo para los rollitos de los lados.
  • Estocadas (lunges) sin límite: ¿Vas a caminar por fuera de casa y quieres un poquitín más de movimiento? Haz estocadas (lunges) mientras caminas. Si tienes una mascota o un niño pequeño, llévalos manteniendo los brazos estirados para que hagas un mayor esfuerzo.

Al sumar estas actividades en tu vida diaria estás tonificando tu cuerpo, quemando calorías y produciendo endorfinas. Así que cuando estés a punto de decir: “Hoy no puedo hacer mi sesión de movimiento”, detente y piensa: Yes I Can!