MADRES

No me digas nada, has pensado muchas veces en entrar nuevamente al mundo de las citas pero te pone un poco nerviosa, piensas que sentirte sexy de nuevo no será posible y que no conocerás a nadie si sigues frecuentando lugares donde solo hay niños, ¿verdad? Tranquila, no estás sola y, además, nada es imposible y lo sabes. Por eso, para que te sientas más confiada, te cuento cuáles son mis tips de citas para mamás solas. ¿Te los perderás?

Agranda tu círculo social

Si esperas a que los mismos amigos de toda la vida te presenten gente, seguro terminas saliendo con un compañero de la secundaria que no te gusta mucho o con el amigo del marido de tu mejor amiga que es un poco pedante, y no queremos eso, ¿verdad? Sabemos que es difícil hacer amigos adultos cuando solo pasas tiempo en lugares llenos de niños como el zoológico o el parque de diversiones, pero puedes utilizar Internet, salir a lugares que también frecuenten adultos, y no tiene por qué ser un bar; solo trata de charlar con gente, verás que te sorprenderás.

Haz un cambio

Y no nos referimos a un cambio de estilo o de look, sino a un cambio mental. La clave para tener éxito o conseguir lo que uno quiere es creer que puede hacerlo. Eres sexy, una buena madre, y un gran partido para cualquier hombre, así que tienes que sentirte bien contigo misma. ¿Comenzarás el cambio?

Acepta las invitaciones

Ya lo sabemos, se complica aceptar invitaciones para salir de casa cuando tienes niños pequeños, pero tienes que tratar de aceptar invitaciones aunque tengas que salir con ellos. ¿Tus mejor amigos te invitaron al juego de tu equipo favorito? Ve. ¿Los vecinos te invitaron a pasar el día en el parque? Ve. Nunca sabes cuándo puedes encontrarte con alguien que te guste y puedan conocerse; la vida está llena de esas casualidades que te cambian la vida y estando dentro de casa es muy difícil que conozcas a alguien, ¿no te parece?

No hables todo el tiempo de los niños

Acabas de conocer a un hombre lindo y apuesto en la fila del supermercado y salen a tomar un café al día siguiente; imagínate que él solo hablara de su trabajo o de lo que le guste hacer y hable de esto todo, todo, todo el tiempo. ¡Qué aburrido! Lo mismo sucede cuando comienzas a hablar todo el tiempo de los niños; sabemos que es difícil porque ellos son la parte más importante de tu vida, les das tus días, tus horas, tus pensamientos, todo. Trata de dejar a tu cita fuera de esto; si todo sale bien ya tendrás tiempo para charlar mucho sobre ellos que son tu gran orgullo.

No utilices el tiempo como excusa

Una amiga ya se separó del padre de sus hijos hace varios años, es joven, bonita y muy buena persona, y necesita un compañero, pero como está negada, solo pone como excusa que no tiene tiempo para citas. Claro está que entre el trabajo y los niños, terminas el día muerta de cansancio y con pocas ganas de hacer algo pero, ¿sabes qué? Cuando comiences a salir, tener más actividad social y conocer más gente, tendrás mejor ánimo y más voluntad de hacer cosas. ¡Ya verás!

¡Ahora estás lista para ser una mamá con citas y verás lo bien que te sentirás!