FAMILIA

Si le preguntamos a una mamá si es feliz, ahora que ya tiene un hijo (o hijos), te dirá que sí. De hecho, los niños encabezan la lista de las cosas que más se disfrutan en la vida. Pero los psicólogos que estudian la felicidad, una nueva rama del campo, reportan una situación diferente. Aunque tener hijos es algo especial que cambia tu vida, también afecta tu humor.

De repente te sientes cansada, frustrada y enojada. Te conviertes en una malabarista estrella que lidia con un hijo pequeño, tu vida y si aplica, la de tu pareja.

La inteligencia emocional, la autoestima, los valores, la iniciativa y la fortaleza interna se ponen en marcha al unísono y lo más valioso, frente a sus hijos, que perciben lo femenino y la maternidad desde una perspectiva llena de fortaleza.

Sin embargo, aunque el ejemplo es inspirador y el legado a sus hijos es invaluable, también lo es que a pesar de eso, pueden sentir culpa por no estar todo el tiempo con ellos, por lo que es necesario reflexionar sobre los siguientes puntos:

  1. Estar separados algunas horas, no indica no estar disponible, los hijos deben saber que cuentan con su mamá.
  2. El hecho de que los hijos estén en la escuela y/o guardería mientras la mamá trabaja, no equivale a que el vínculo entre ellos se debilite o desaparezca.
  3. Las mamás que trabajan fuera del hogar, tienen la oportunidad de inculcar en sus hijos un sentido de responsabilidad e independencia sólidos, ya que la dinámica familiar así lo promueve.
  4. Los hijos reciben también amor por parte de su padre, hermanos y otras figuras familiares de afecto, por lo que la vida emocional de los niños se alimenta de muchas personas.
  5. La mamá puede hacerles saber a sus hijos que son amados y que, su labor profesional no se opone a ello.

Una madre que mantiene una actitud lúcida ante su maternidad  sabe que lo ideal es sacar partido de aquello que parece una adversidad, ya que cada vez que vence un obstáculo, no sólo brinda fortaleza a sus hijos, también da una clase magistral de cómo vivir y se convierte en un modelo inspirador al cual seguir.