¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos? Sentimos las típicas mariposas en el estómago, estamos a gusto con nuestra pareja, somos felices, vemos la vida de color de rosa…Cuando el amor llama a la puerta tiene lugar un auténtico torbellino de sensaciones que muchas veces no podemos describir ni explicar. Sin embargo, también encontramos 6 cosas que suceden en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos y vamos a enumerarlas. ¡Si formas parte del club de los enamorados seguro que te sentirás identificado!

Nos volvemos adictos

Se ha demostrado científicamente que cuando sentimos el primer amor los niveles de serotonina (responsable de equilibrar nuestro estado de ánimo) en nuestro cerebro se disparan y también se incrementa la dopamina (sustancia que cuando disminuye también produce una bajada de las hormonas de la felicidad). Por este motivo podemos decir que una de las cosas que pasan en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos es similar al efecto de las drogas: nuestro cuerpo quiere experimentar esta sensación placentera otra vez, por lo que se convierte en algo adictivo. Claro está que ser adictos al amor no traerá, en un principio, ninguna consecuencia negativa para nuestra salud, algo que no podemos decir de las drogas.

Estamos más relajados

Otra de las cosas que suceden en nuestro cuerpo cuando estamos enamorados es un aumento de la producción de endorfinas y oxitocinas. La primera es segregada cuando realizamos tareas o actividades placenteras con nuestra pareja, como por ejemplo tener sexo. La segunda fortalece nuestras defensas, por lo que también contribuye a una salud férrea en mayor o menor medida.

Uno de los beneficios de tener relaciones sexuales todos los días es reducir el estrés, y no hay duda alguna de que nuestro cuerpo nos lo agradecerá. Sin embargo, no es necesario tener relaciones sexuales para que se produzca este efecto beneficioso en nuestro cuerpo, ya que cuando besamos a nuestra pareja con amor también se liberan endorfinas y dopamina, además de ejercitar 30 músculos de la cara. ¡Increíble!

Nuestro corazón se acelera

Seguro que es una de las cosas que pasan en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos que más has notado. Especialmente al principio, cuando vemos a aquella persona de la que estamos perdidamente enamorados, nuestro cuerpo desencadena un conjunto de funciones corporales como respuesta. Al igual que cuando sentimos una amenaza, nuestro cuerpo envía señales al hipotálamo de alerta por el que segregamos adrenalina. Por este motivo también es posible que nos sintamos más nerviosos e inquietos. Nuestro corazón se pone a mil y posiblemente también nos sonrojemos.

Las famosas mariposas en el estómago

¿Quién no ha sentido mariposas en el estómago alguna vez? Este síntoma es otra de las cosas que suceden en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos y tiene una explicación. De hecho, está relacionada con el punto anterior. Cuando vemos a la persona que nos tiene loco, nuestro cuerpo segrega oxitocina y cortisol (hormona del estrés). Como consecuencia, los vasos sanguíneos se comprimen en la zona del estómago y es entonces cuando genera la sensación a la que llamamos mariposas en el estómago. Ahora que conoces la explicación, ¿ya no suena tan bonito, eh?

Nuestros ojos brillan

Cuando hablamos con alguien que denota amor se suele decir que “se ve en sus ojos”. Como bien es sabido los ojos son el reflejo del alma, y otra de las cosas que pasan en nuestro cuerpo cuando nos enamoramos es la dilatación de las pupilas. Dicha respuesta de nuestro cuerpo hace que las pupilas sean más grandes y nuestros ojos brillen más.

Idealizamos a la persona amada

Muchas veces decimos que una persona enamorada está cegada. Esto sucede porque no es capaz de ver y reconocer los defectos de su pareja al idealizarla. Cuando nos enamoramos ponemos a nuestra pareja en un pedestal y le atribuimos únicamente cualidades positivas, a la vez que no vemos los defectos. A su vez, la persona enamorada se adapta a las prioridades y preferencias de su pareja para no ser rechazada y sentirse aceptada. Sin embargo, pasados los meses esto se va difuminando a media que la confianza aumenta y la pareja se muestra como realmente es.