SEDUCCIÓN

Para seducir a un hombre no necesitas las palabras, ya que puedes encontrar distintas maneras para que caiga a tus pies sin hablar. ¡Elige la que prefieras y ponte ya en acción!

No te las pierdas a continuación…

Contacto visual

La vergüenza no se permite a la hora de mantener contacto visual. No es momento de bajar la mirada, ¡sino de mantenerla!

A los hombres les encanta que una mujer los mire a los ojos y no desvíe la mirada. Con sólo mantener el contacto visual, lo seducirás sin dudarlo.

Sonrisa

Nunca subestimes el poder de una sonrisa, puedes conseguir lo que quieras con ella.

Y como estamos hablando de hombres, te cuento que sonreír al que te gusta es un paso seguro de seducción. ¡No se podrá resistir a tus encantos!

Tocar sin querer

Si quieres que un hombre pose la mirada en ti y quiera algo contigo, sólo tienes que pasar a su lado y tocarlo accidentalmente en su mano o brazo. La intriga lo carcomerá y no se resistirá a ir de cacería detrás de ti. ¡Es tan fácil!

Vestuario apropiado y make up

Vestirte sensual puede atraer a docenas de hombres, pero tú no quieres a cualquiera, ni tampoco quieres que te vean como a una cualquiera. Por eso, lo mejor es buscar prendas femeninas y sensuales, que no muestren todo y permitan imaginar cómo eres.

Una vez que estés bien vestida, no olvides maquillarte. Querrás que vea tu mejor versión, entonces no dudes en destacar tu belleza con algo de maquillaje. ¿Ya estás lista? ¡Entonces haz que te vea!

Coquetea

¡Esta es la especialidad de las mujeres! ¡Aprovecha! Para coquetear no necesitas palabras. Por lo tanto, pon tu sensualidad a flor de piel y demuéstrale lo linda que eres y todo lo que tienes para dar.

Usa perfume

Tu aroma puede enloquecerlo y hacer que quiera más. Nunca dudes a la hora de seducir a un hombre en ponerte un buen perfume, uno que te quede bien y que sea fuerte como para que los demás lo sientan. Con sólo pasar a su lado o sentarte cerca de él, lo habrás seducido.

Ya ves que seducir a un hombre sin hablar es posible, sólo necesitas despojarte de la vergüenza y mostrar tu lado más audaz. ¿Qué más se te ocurre para seducir sin usar palabras? ¡Cuéntanos!