PAREJAS

Si bien cada mamá es diferente, y sus relaciones de pareja también lo son o lo fueron en su momento, de ellas podemos aprender muchas cosas que pueden ayudarnos a pasar por situaciones difíciles de manera más saludable, a evaluar nuestras posibilidades con otros ojos, a aceptar nuestros errores con menos enojo y mejor aún, a ser más felices.

Es inevitable, para bien o para mal, que ellas tengan influencia en nuestras decisiones, que nos inspiren en muchas cosas o que nos “espanten” en otras, pero en cada caso, siempre hay una lección incluida.Mira cómo tu mamá te puede dar grandes lecciones sobre la vida en pareja:

Para un corazón roto

P1

Si tienes a tu mamá cerca y tienes diálogo abierto con ella, pregúntale cómo sobrevivió a su primera ruptura, y qué fue lo que la ayudó a avanzar. Es cierto que muchas veces tenemos que pasar por cosas para entenderlas, pero cuando se trata de tu mamá hay enseñanzas que nos cambian la vida.

Un amor versus muchos

P2

¿Tu mamá se casó con el primer amor de su vida? ¿Tuvo muchos novios? Cada escenario viene con una enseñanza diferente. Escucha lo que ella tiene que decir sobre la vida en pareja, los errores que cometemos en nombre del “amor” y la importancia de darte tiempo y espacio para ti misma. Ya sea que tengas uno o varios novios antes de ir al altar, o que nunca te cases, tu mamá puede ser un ejemplo claro de lo que quieres en tu vida o de lo que no.

El amor a uno mismo, el principio de todo

P3

Es natural que una mamá desee para sus hijas todo lo mejor y que ponga especial hincapié en la valoración personal y en el amor hacia uno mismo. Este puede ser el mejor consejo que alguien que te ama tanto, como tu mamá, te puede dar. Si eres capaz de amarte y respetarte tú primero, tus relaciones de pareja serán mucho más sanas y tus rupturas mucho menos traumáticas.

Soulmates 

P4

¿Tu mamá cree en las almas gemelas? ¿Crees que ella ha encontrado la suya? Muchas mujeres creen que existe the one, ese hombre que vino a este mundo para hacerlas felices. Otras, no tanto. Pregúntale a tu mamá cómo define al amor de su vida y seguramente con su respuesta tendrás una visión diferente a lo que esperas de una pareja.

El amor y la aceptación

P5

Otra lección que podemos y deberíamos aprender de las madres es aceptar las diferencias y los defectos de la persona a la que amamos, aceptar que somos humanos y que equivocarnos es parte de nuestra naturaleza. Que la persona que elegimos para ser nuestra pareja viene con un pasado, que el amor no se expresa de una sola manera y que además, no siempre dura para toda la vida. Y que cuando aceptamos eso y andamos por la vida sin el miedo a estar solas o al fracaso, ya tenemos la “mitad del partido” ganado.

Que nada está escrito en piedra

P6

Bueno, ya te lo habrá dicho tu madre, quizá no con esas mismas palabras, pero con el mismo significado, y que es que las posibilidades son muchas y los caminos son muchos, que las situaciones cambian y que no hay nada “garantizado”. Que tú decides muchas veces para dónde vas, y marcas así los rumbos. Y otras veces tus planes no funcionan porque la vida tiene algo diferente planeado para ti. Así pasa con el amor de las parejas: nada está escrito en piedra y aún quien te jura amor eterno puede irse mañana o tú misma puede ser que le pidas que se vaya.

¿Cuáles son las mejores lecciones de pareja que te ha dado tu mamá?