El estrés es la enfermedad más común del siglo XXI y trae serias consecuencias al organismo si no sabemos frenar a tiempo sus efectos.

Afortunadamente, existen diferentes soluciones a los problemas más comunes que causa. Entonces, ¿qué tal si conocemos estas problemáticas y, luego, sus soluciones?

Problemas cardíacos

Aquellas personas que tienen picos de estrés pueden sufrir hipertensión e incremento de la frecuencia cardíaca. Por tanto, si tienes problemas de corazón, lo mejor será que te alejes de las tensiones tanto como te sea posible.

Asma

Estudios han demostrado que el estrés puede empeorar el asma. De hecho, algunas evidencias sugieren que el estrés crónico de los padres podría aumentar el riesgo de que sus hijos sufran este problema respiratorio en algún momento de su vida.

Obesidad

El estrés también puede aumentar el nivel de grasa en el vientre y así determinar un gran aumento de peso.

Diabetes

El estrés puede empeorar la diabetes de dos maneras. En primer lugar, aumenta la posibilidad de tener una dieta poco saludable con las consecuencias que esto trae y, en segundo lugar, eleva los niveles de glucosa, afectando a las personas que sufren de diabetes tipo II.

Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza son una de las principales consecuencias que trae el estrés y que inclusive pueden transformarse en migrañas.

Envejecimiento acelerado

Hay evidencia científica de que el estrés puede potenciar el envejecimiento sobre todo en la zona del rostro. Se hicieron estudios en los que se compararon los ADN de mujeres sometidas a grandes problemas y picos de estrés con otras que no los tenían y se llegó a la conclusión de que el ADN de las personas estresadas había envejecido unos 17 años con respecto a las personas que no sufrían ningún tipo de trastornos.

Y… ¿las soluciones?

Existen cuatro puntos que debes tener en cuenta y que te ayudarán a aliviar las consecuencias que el estrés puede traer a tu vida:

  • Comienza por respirar profundamente cuando sientas que la aparición del pico de estrés es inminente, pues eso te ayudará a calmarte y a relajarte. 
  • Otra cosa que debes tener presente es que es necesario que te concentres solo en el momento en el que vives, sobre todo si estás estresada, pues una de las cosas que ocurren cuando sufres de este problema es que te preocupas mucho por lo que pueda llegar a pasar en el futuro sin tener en cuenta que aún es muy pronto para hacerse problemas por eso.
  • Como tercer punto, es conveniente que reformules las situaciones que te producen estrés y les busques el punto de vista amable.
  • Finalmente, mantén tus problemas en perspectiva, pues existen cosas por las que debes estar agradecida que son más importantes que los inconvenientes que puedes llegar a tener en ese momento.

Como verás la solución a los problemas que trae el estrés está al alcance de tu mano. Solo debes ponerla en práctica y tendrás una existencia mucho más tranquila y disfrutable.