BELLEZA copia

 

Nadie está conforme con su tipo de pelo, ¿verdad? Si lo tienes lacio, seguramente lo querrás rizado, y si lo tienes con rizos morirías por tenerlo liso. En esta oportunidad les hablaremos a aquellas personas que tienen cabello rizado y les daremos 6 razones para amar sus rulos y estar felices con ellos.

Sufrirá menos daño

El cabello rizado no necesita de planchitas para alisarlo ni de rizadores, pues con solo lavarlo y peinarlo un poco ya estarás lista para lo que se presente. Recuerda que debes tener cuidado con el champú que eliges y solo usar el que sea adecuado para tu tipo de pelo.

Estarás lista en un instante

Al contrario de las mujeres con pelo liso, aquellas que tienen rizos tienen la posibilidad de levantarse de la cama y estar listas en un par de minutos, pues no necesitan mucho tiempo de peinado, ni laca que deja el cabello tan pegajoso.

Es igual a una gran personalidad

El pelo rizado es símbolo de una persona con gran carácter. No importa si eres tímida, pues el resto de los mortales notará que tienes cierto aire audaz y accesible. Además, no olvides que llamarás la atención donde sea que vayas.

Distrae de otras falencias

El pelo rizado evitará que las personas presten atención a otros detalles como tus ojeras, el acné pre menstrual, si usas gafas o si tienes unos aretes horribles. Es una excelente arma de distracción que puede ser perfecta para disimular otras áreas de tu rostro con las que no estás conforme.

Tu cabello se verá hermoso en cualquier circunstancia

No importa si llueve, hay viento o mucha humedad, pues tus rizos nunca te dejarán mal parada. Es más, puede ser que estos trastornos climáticos hagan que tu pelo se vea mucho más hermoso de lo que en realidad es. ¿Una razón para estar orgullosa? ¡Yo creo que sí!

Ahorrarás dinero

Sí, puede ser que parezca raro, pero tener el pelo rizado significará un ahorro de dinero, sobre todo si lo que buscabas antes era tener el pelo lacio. Sin lugar a dudas, la cantidad de productos para alisar el pelo, los geles, las planchitas y el malestar que estas te proporcionaban disminuirá en forma directamente proporcional a la manera en la que comenzarás a amar tus rulos.

¿Qué opinas al respecto? ¿Cómo cuidas tu cabello rizado? ¿Tienes algún secreto? ¡Cuéntanos!