6-razones-por-las-que-no-debes-guardar-rencor

¿Por qué no debes guardar rencor? Las razones son varias y muy poderosas. El perdón no es una tarea fácil. Para algunos requiere desdoblarse, entender que alguien te hirió pero que es tiempo de pasar la página, de olvidar. Perdonar es olvidar lo ocurrido.

Sí, necesitas borrar y empezar en cero si realmente vas a hacerlo. Con ello se alivia la sensación de coraje y engaño que produce el rencor. El rencor es resentimiento. Así que como dijo Gandhi,  “no dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores”.

  1. Afecta tu salud. Según la motivadora Louise Hay, la salud puede verse quebrantada debido a un conjunto de pensamientos errados. Incluso, podrías llegar a padecer dolencias corporales. Algunas teorías espirituales sostienen que ciertas masas que de pronto aparecen en el organismo, supuestamente o al parecer, podrían ser acumulación de coraje. Esto la ciencia no lo ha probado, pero algunos creen que podría ser una posibilidad.
  2. Acelera el envejecimiento. No habrá cremas ni antioxidantes naturales ni de oro que puedan combatir este tipo de envejecimiento. Las personas que constantemente recuerdan lo negativo y que se quedan en el pasado tienden a envejecer más rápido. Su rostro muestra dolor. Además, ese sentimiento podría llegar a provocarles una gran apatía. Entonces, realizar actividades físicas no será algo que les interese o les llame la atención.
  3. Rechazarás la felicidad. Si vives con rencor, te negarás a recibir amor, a recibir perdón, a recibir las cosas más sencillas de la vida, que tanta ganancia dan. Sí, el que es feliz atrae abundancia y buena voluntad. La gente feliz por lo general tiene buena suerte, pero no por arte de magia, sino porque la trabaja y construye un pilar de energía positiva.
  4. Pierdes tu atractivo. Sí tanto te preocupa verte y sentirte bien, PERDONA. Aprende a lograr el proceso. Pide paz, luego luz y poco a poco libera el dolor. Así estarás en paz, radiante y bella. Vale la pena.
  5. Eres un foco de estrés. “El estrés agudo es la forma de estrés más común. Surge de las exigencias y presiones del pasado reciente y las exigencias y presiones anticipadas del futuro cercano… Del mismo modo, exagerar con el estrés a corto plazo puede derivar en agonía psicológica, dolores de cabeza tensionales, malestar estomacal y otros síntomas”, establecen Lyle H. Miller y Alma Dell Smith en un escrito publicado por La Asociación Americana de Psicología. ¿Qué quiere decir esto? Que si eres un foco de estrés, producido el rencor, no vivirás tranquila.
  6. No vale la pena. Tu espíritu, tu esencia sufrirá las consecuencias y eso no lo quieres para tu vida. Así que no albergues rencor, es mejor saber que todo quedó atrás. Nada volverá a ser igual, pero será MEJOR.