AUTOESTIMA

Ser mujer es sinónimo de ser hermosa y te puedo decir que existen varios motivos para estar feliz de serlo. Si quieres saber cuáles son las 6 razones por las que toda mujer es hermosa y merece estar orgullosa de serlo, pues entonces no dejes de leer el siguiente artículo.

Tenemos la capacidad de dar vida

¿Hay algo más lindo que una mujer embarazada? ¡Nada en lo absoluto! Cuando estamos embarazadas, la belleza de nuestro estado se traduce en la felicidad de nuestro rostro. Seguramente te ha pasado más de una vez, si has estado esperando un bebé, que te han dicho “estas más linda que nunca”. Pues bien, eso es la belleza femenina de la cual todas podemos ser parte.

Somos muy seguras de nosotras mismas

La seguridad es algo importante al momento de sentirnos y vernos bellas. Cualquier mujer que se muestre segura de sí misma irradiará una belleza especial que es muy difícil de imitar y que nos transforma en seres únicos e inimitables.

Nos vemos bien sin importar lo que usemos

La prestancia es muy significativa, y para vernos bellas no importa lo que usemos sino cómo lo usemos. Podemos salir con el rostro apenas maquillado y con la ropa de todos los días y vernos igualmente hermosas.

Somos más fuertes de lo que parecemos

El hecho de que muchas veces tenemos que criar solas a nuestros hijos, y que ellos sean en el futuro personas de bien, le demuestra a todo el mundo lo hermosas que somos por dentro y por fuera. Las mujeres somos capaces de soportar muchas injusticias y luchar por nuestros derechos con gran convicción, y esto se traduce en una belleza especial que se refleja en nuestro rostro.

Cumplimos con muchos roles

Somos madres, hijas, hermanas, amigas y confidentes. Podemos actuar así con nuestros hijos, nuestras parejas o nuestros padres y ser excelentes en cada uno de esos roles. Si esto no es una señal de belleza, entonces no sé qué lo es.

Tenemos la capacidad de escuchar

La paciencia y la capacidad de aconsejar a nuestros semejantes que nos dio la madre naturaleza nos transforma en bellas mujeres. ¿A quién sino a nosotras vienen nuestros hijos por un consejo? Nos convertimos en una especie de “psicólogas de emergencia” para que nuestras parejas, nuestros hijos, e inclusive nuestras amigas, nos cuenten sus problemas y siempre tenemos el tiempo y la paciencia para escucharlos. ¿No te parece que eso nos da una belleza especial? Yo creo que sí.

Como habrás leído, las mujeres siempre somos bellas por estas y por muchas razones más. Cuéntanos, ¿qué piensas al respecto?