MODA

Las reglas están hechas para romperlas… (dicen por ahí) El tema es que, cuando se trata de moda y vestimenta, a veces no es fácil ir contra lo convencional: lamentablemente, usar una prenda, un estampado o un color inadecuado puede llegar a catalogarnos de “ridículas”.

Si quieres ir contra esos mitos de la moda, sin dejar de verte divina, no te pierdas lo que viene a continuación: te enseñamos a romper las siguientes 7 reglas de la moda de la mejor forma posible. Sé rebelde pero con orden.

1. Si eres alta, evitar los zapatos de tacón

¿Por qué parecería que las mujeres altas tienen prohibido los zapatos de tacón? ¿Por qué negarles la posibilidad de usar estos fabulosos zapatos? Si bien son los grandes aliados de las pequeñas, en realidad, el mejor efecto de los tacones es que alargan nuestras piernas y estilizan la figura: si eres alta y quieres ese fin, úsalos y disfrútalos, como la modelo Karlie Kloss, que mide 1,85 metros y no se priva de las sandalias con tacón.

2. No mezclar el azul y el negro

No sabemos muy bien de dónde salió esta regla de la moda. ¿Será porque son ambos colores oscuros? Para nosotras el azul y el negro quedan muy bien, y mucho mejor si los acompañamos de alguna prenda blanca para generar más contraste.

3. No usar gamuza en el verano

Podemos usar la gamuza cuando hace calor, perfectamente. Y para ir más lejos, aquí tenemos un ejemplo: la actriz e ícono de la moda, Diane Kruger, usa gamuza en verano ¡y en sus botas! para combinar shorts de jean. Un look casual que nos muestra que, siempre que estén bien combinadas, las prendas son para todo el año.

4. No mezclar jean con jean

Muchas veces hemos escuchado que jean más jean no queda bien. Sin embargo, ¿sabías que es una de las últimas tendencias? Lo ideal, de todos modos, es combinar denim oscuro con denim claro para no quedar demasiado monocromáticas.

5. Brillos para la noche

Por naturaleza, los brillos siempre se notarán más cuando hay poca luz. Sin embargo, perfectamente puedes lucir este glam en tu día a día. Puedes ir a la oficina, por ejemplo, con una musculosa con algún aplique de lentejuelas y combinarlo con un blazer y jean simple. La clave para no desentonar es combinar la pieza con brillo con prendas básicas.

6. Evitar estampados a rayas horizontales

Las rayas horizontales generan un efecto visual de ensanchamiento, eso lo sabemos. Pero… ¿Eso es motivo suficiente como para dejar de usar esa camiseta o vestido a rayas que tanto nos gusta? ¡No! Siempre están de moda y a las delgaditas les viene genial para dar formas a su silueta.