Sospechas que no le caes bien a tu suegra, y esa sospecha se está convirtiendo en una sensación cada día más fuerte. Lo que antes creías que era una idea tuya, parecería que es cierto porque cuando lo hablas con amigas u otras personas, te reafirman tu impresión.

¿Tu suegra te demuestra alguna o varias de estas cosas? Quizá entonces no te quiera y tengas que aprender a tratar con ella.

Competencia sin más

Da igual de lo que se trate, ya sea que estén hablando de recetas de comida, de ejercicios, de música… ella siempre quiere tener la última palabra (¡le falta mandarte callar la boca!) y por supuesto, hacer notar que sabe más que tú.

No te tiene en cuenta

No sabes si lo hace adrede o si realmente se olvida de ti, pero para el caso es lo mismo porque si se olvida es que en el fondo no le importas. Puede ocurrir que traiga regalos para todos menos para ti, que eres alérgica a algún ingrediente y prepare la comida incluyéndolo, que no te consulte cosas sobre ¡tu propia casa!

Pasa por alto cosas evidentes

Tú te has hecho un nuevo corte de pelo o te has cambiado el color, todos te han dicho lo bien que te queda, pero tu suegra ha obviado por completo tu nueva imagen. Esto también revela que no te presta atención.

Te menosprecia

Tú has preparado el almuerzo con tus propias manos, pero ella te dice que “está sosa, no sabe a nada” o “para mi gusto te has pasado con la sal”, cuando en realidad tú sabes que no es así.

También puede ser que le hables de la nueva imagen del jardín en el que te has pasado horas plantando flores y nuevos arbustos, y ella te dice que no ve la diferencia a como estaba antes.

Tiene la esperanza de que su hijo vuelva a casa

Esto puede parecer mentira, pero es verdad. Lo viví en carne propia, ya casada y con un segundo bebé por venir. Mi suegra fue capaz de decirme que estaba segura de que su hijo (mi marido) tarde o temprano regresaría a su casa a vivir en familia otra vez.

Todo es motivo de crítica

Parece que no hubiera ni tan solo una cosa que supieras hacer bien. Incluso, a veces haces algo al contrario de cómo lo habías hecho anteriormente con la intención de agradar a tu suegra, pero increíblemente si antes fue negro y ahora lo haces blanco, ¡tampoco le gusta!

¿Reconoces estas señales en tu suegra? Amiga, tu suegra ve tan feliz a su hijo al lado tuyo que teme perder su cariño o de lo contrario (si no viera a su hijo feliz) sabría que tarde o temprano acabaría la relación, y de ser así ¿para qué hacerte la vida imposible?