Couple Sleeping on Opposite Sides of Bed

¿Cuánto tiempo llevas con tu pareja? ¿Meses, años…? ¿Sabías que las relaciones tienen etapas? Seguramente lo habrás notado porque en un inicio todo era “color rosa”, pero con el tiempo todo ha cambiado.

De acuerdo con los psicólogos estadounidenses Ellyn Bader y Peter Pearson, existen 5 etapas en la relación de pareja: Fusión (los dos se sienten uno solo), diferenciación (cada uno reafirma su identidad y pone a prueba su solidez), exploración (es capaz de tomar distancia del otro para hacer actividades de otro tipo), acercamiento (si se superan las tres anteriores, la pareja se une más) y complicidad (ambos se involucran en la construcción de la relación).

No permitas que tu convivencia y relación con ese chico que tanto amas se acabe. Evita estas actitudes que asumimos con los años y que solo ponen en riesgo nuestra situación sentimental.

Se pierde la comunicación

¿Has tenido que fingir estar de acuerdo con él? Esta práctica no es saludable para ninguna relación ni mucho menos para quienes llevan años conociéndose. En la medida que pasa el tiempo se crean sentimientos de ira y resentimiento.

Te quejas con frecuencia

Las investigaciones revelan que quejarse mucho es el factor “estrella” que hace que los hombres expresen insatisfacción en la relación. Recuerda que ambos son diferentes y sus habilidades para hacer las cosas son distintas a las nuestras.

Costumbre y monotonía

Cuando llevas mucho tiempo con tu chico, es muy fácil que todo se vuelva costumbre. Tanto tú como él deben procurar darle un nuevo aire a la relación de vez en cuando. Tómate el tiempo para apreciar a tu pareja y hazle saber que estás dispuesta a romper con la monotonía. ¡Él también debe apuntarse! ¡Es cosa de dos!

No saber escuchar

Él o tú pueden fingir cuando no están de acuerdo uno con el otro, pero lo único que hacen es empeorar la situación. No saber escuchar es uno de los hábitos que más daña una relación con los años. Escucha y pídele a tu chico que te escuche.

Te pone a prueba tu lealtad

No pongas a prueba la lealtad de tu pareja ni permitas que él lo haga. Enfócate mejor en lo leal que puedes ser.

Evadir los problemas

Le expresas que necesitas hablar con él, pero evade por completo la situación. Aunque lo ignore, el problema va a seguir ahí e incluso es probable que se vuelva más complejo. ¡Estén siempre dispuestos a solucionar sus diferencias!

El típico: descuido físico

No serás buena pareja si te descuidas a ti misma. Las mejores relaciones las componen hombres y mujeres que se preocupan por comer saludable, tener condición física y espiritual. ¡Cuídate porque los beneficios que puedes obtener son múltiples!

Intenta evitar estas prácticas y tendrás una relación que dure para toda la vida.