Una de las cosas más molestas de las personas es que describen a las mujeres directas como el tipo de amiga o pareja que les gustaría tener, pero cuando las mujeres son realmente directas, lo odian. ¿Por qué sucede esto? Simplemente porque no toman en cuenta lo siguiente:

#1 A una mujer directa no le gustan las excusas

Con las mujeres directas, no pongas excusas para cubrirte. Si hiciste algo, explícalo, sé honesto.

#2 Odian las mentiras

Esta es una regla general en la vida, pero si dices mentiras delante de una mujer directa, lo notará. No puedes salir con mentiras delante de ella porque te garantizo que es la reina cuando se trata de detectarlo.

#3 Son muy contundentes

Si les gusta algo, lo dicen. Ella no se anda con rodeos. Si haces una pregunta, te dará la respuesta y no dirá lo que quieras escuchar.

#4 Saben cómo poner a la gente en su lugar

Nadie puede jugar con una mujer directa. Si alguien está sobrepasando sus límites, una mujer así sabrá cómo ponerlos en su lugar, de forma educada e incisiva.

#5 No tienen miedo

Las mujeres directas son audaces porque no tienen nada que temer. Simplemente saben lo que valen.

#6 El argumento es su segundo nombre

Las mujeres francas son muy buenas cuando discuten, sobre todo porque siempre han tenido que luchar para demostrar lo que piensan. 

#7 Si la amas o la odias, no importa

Las mujeres directas no se preocupan por quién las quiere y quién no. Su preocupación es ser honestas y claras en su forma de actuar y hablar. La única persona que se burla de ella, la ama o la odia, es ella.

¿Te sientes identificada?