Nadie nace sabiendo ser madre, definitivamente cometerás muchos errores en el trayecto de educar a un hijo y darle las herramientas necesarias para enfrentar el mundo. Sin embargo hay aspectos que puedes tomar en cuenta para ayudarlo a fortalecer su confianza y hacer de ella una persona segura de sus decisiones. Conoce 7 cosas que deberías enseñarle a tu hija.

  1. “Cree en ti”

Enseñarle a tu hija a creer en ella misma le permitirá tener una autoestima alta y fuerte que le dará la suficiente confianza para enfrentarse a adversidades.

  1. “Sé humilde”

La mezcla perfecta está en tener amor propio, pero a la vez, en no sentirse autosuficiente y minimizar a los demás. Criarlos en el exceso de la confianza logra el efecto contrario: los hace vulnerables y temerosos a las derrotas.

  1. “Vive sin complicaciones”

Trata de educarla en la tranquilidad de ser ‘todo terreno’, como se le llama coloquialmente a alguien que se acomoda fácilmente a las circunstancias. A veces estamos tan pendientes de lo que alguien dice sobre nosotros, que olvidamos lo que realmente requiere de nuestra atención, si pudiéramos enseñarle a nuestra hija que eso no tiene importancia y mostrarle que hay cosas más importantes.

4.”La familia tiene el mayor valor”

Rodear a los hijos, estar pendientes de sus emociones y sentimientos (sin ahogarlos) creará personas comprometidas con la familia, pendientes de sus padres, hermanos y abuelos.

  1. “No te creas la mujer maravilla”

Socialmente, estamos presionadas para ser perfectas en todo: esposas, madres, hijas, trabajadoras, pero la mujer maravilla no existe. Por eso, enséñale a hacer lo que la inspire y le produzca amor.

  1. “No existe el príncipe azul”

Si algo pudiéramos enseñarles a nuestras hijas es a no llorar por quien no ha valorado el amor que le damos, y a entregarlo solo cuando alguien se ha hecho merecedor de ese amor. A ir a pasos lentos y firmes y no idealizar a ese príncipe que queremos encontrar sino a descubrirlo, a explorarlo, y a guardarnos como un tesoro antes de darnos.

7.”No necesitas un hombre para ser feliz”

Si sabes lo que quieres, cómo lo quieres, si disfrutas de ti misma dándote tiempo, teniendo espacios personales, seguramente disfrutarás de la buena compañía y de compartir tus gustos por alguien. De esta manera, tu hija comprenderá que el día que acabe con una relación, no se quedará sin un mundo personal.