Cuando eres esposa y madre, es normal que tengas discusiones con tu pareja. En el proceso de comunicación con él surgen desacuerdos. Después surgen remordimientos, pero ya es muy tarde para retroceder el tiempo. Tus hijos escucharon todo lo que dijiste y es probable que generes incertidumbre en ellos.

No existe un manual que te diga la forma correcta de discutir, pero sí existen algunos temas que debes evitar si tus hijos están en casa.

  1. “Te pido el divorcio“

Si la conversación está muy tensa, dirás frases que realmente no quieres decir. Luego del enojo querrás pedir perdón, pero será difícil de olvidar. Más si tus hijos te escuchan.

  1. “No estoy enojada. Déjame en paz”

Si no estás alterada entonces, ¿por qué gritas? No niegues tus emociones. Trata de controlarte frente a tus hijos y habla con tu esposo, pareja o novio de lo que te molesta, pero sin alzar la voz. Si necesitas desahogarte por cualquier problema hazlo, pero cuando los niños estén en la escuela o en casa de un amigo.

  1. “Qué pereza, eres igual a tu madre/padre”

Lo dices por sus defectos, pero piensa que tus hijos también aman a sus abuelos y no querrán escuchar como tú te expresas con comentarios negativos. Además, no estarás viendo a tu pareja como realmente es. Te pondrás a la defensiva. Trata de buscar el momento idóneo para expresar lo que te molesta.

  1. “Los niños están llorando y es tu culpa”

¡NUNCA! discutas frente a tu hijo. Y jamás los uses para tomar ventaja en una pelea. Ellos no tienen porqué soportar tus problemas como mamá o los de su papá. La vida está compuesta de etapas, los niños están en la de jugar y divertirse. ¡Nada más! Por más que te cueste, deja que se te baje la cólera y luego habla con tu pareja de forma tranquila.

  1. “Tú siempre…”

Mamá, quita los adverbios “siempre” y “nunca” de tu vocabulario. Tus hijos creerán que no confías en su papá. Para ellos, la figura paterna es un superhéroe, al igual que tú.

  1. “Tooodo es tu culpa”

Si tienen problemas, traten de resolverlos entre ambos. Tus hijos no tienen porqué enterarse de los conflictos.

  1. “Ya no me quieres”

Si tus hijos escuchan esta frase, creerán que sus papás se van a divorciar. No los hagan sufrir. Tú sabes muy bien que el cariño de él está ahí y aunque las relaciones de pareja pasan por diferentes dificultades, el amor puede más.

Si tu deseo es mejorar cuando tienes diferencias con tu pareja, pide perdón y ponte metas. La convivencia familiar será plena y tú sin duda te sentirás mucho mejor. Busca opinión profesional sobre nuevas técnicas de comunicación con tu cónyuge, así promoverás la unión en familia.