200334975-001

Chicas, ¿se quitan el maquillaje antes de dormir?, ¿se aplican protector solar todos los días? o ¿saben la diferencia entre crema humectante e hidratante? Estos son algunos de los pecados comunes que cometemos en asuntos de belleza. Entérate cómo solucionarlos.

1. Siempre se te olvida el protector solar: ¿Sabías que no solo los rayos del sol dañan tu piel? La radiación emitida por el teléfono celular y la computadora ocasiona manchas y arrugas. Incluso, está comprobado que aunque el día esté nublado, tu piel se puede quemar o sufrir graves consecuencias.

Solución: En el mercado existen productos que te cubren de los rayos UV. Aplica siempre protector antes de salir de casa o incluso si te quedas en ella. Ya te dijimos que los aparatos electrónicos también inciden en la salud de tu piel.

2. Cejas delgadas: Si depilas las cejas muy delgadas, te verás más “grande”.

Solución: La depilación de cejas no es tan cara. Así que mejor deja en manos de expertos esta tarea o bien compra una pinza nueva, con buen filo y que sirva por mucho tiempo. ¡Lo barato sale caro!

3. No es lo mismo humectar que hidratar: ¡A muchas nos pasa! Confundimos las cremas humectantes con las hidratantes. Las primeras nutren la piel, pero las segundas lo que hacen es aportar agua.

Solución: Si tienes piel seca o solo quieres aportarle más vida, aplica las hidratantes. También es recomendable que ingieras 8 vasos de agua diarios, así como comer frutas jugosas como la sandía.

4. Menos polvos: Por granitos, espinillas o barros, las mujeres tenemos la mala costumbre de aplicar una enorme cantidad de corrector, base y polvos al maquillarnos. Dejemos ese mal hábito porque lo que parecemos es de más edad y nos vemos “falsas”.

Solución: Con un tono adecuado, cubre las zonas que más te interesan. Por ejemplo: una espinilla que te salió al despertar. Si sales por la mañana al trabajo o necesitas ir a alguna reunión, elige un maquillaje suave. Te sentirás más fresca y cómoda.

5. Nunca apliques exfoliante si tienes acné: Al acercarse el periodo, es muy normal que las espinillas aparezcan. Nunca exfolies la piel si presentas este “problema” porque se irritarán.

Solución: Lávate la cara con un jabón que te permita remover las células muertas, exceso de grasa y suciedad.

6. El rímel: Los de calidad son aquellos que hasta con desmaquillante cuesta remover. Pero, muchas veces por cansancio no lo quitamos antes de ir a dormir. Aprende a eliminarlo para que tus pestañas no se quiebren.

Solución: Ayúdate con un algodón y desmaquillante. Déjalo actuar por 20 segundos sobre el ojo y remueve del párpado hacia las puntas de las pestañas. Si tienes un aceite para humectar esa zona, mucho mejor.

7. Bañarse con agua caliente: Si tienes la costumbre de bañarte con agua casi hirviendo, haces mal. Cuando el agua de la ducha sale muy caliente, deshidrata, causa picazón y descamación.

Solución: Agua tibia. Al salir del baño aplica aceite humectante. El argán es especial para este propósito.

¿Qué otros pecados de belleza conoces?