7-estrategias-para-lograr-ese-ascenso-que-tanto-quieres

Hace ya un tiempo que te estás desempeñando en las mismas funciones y la verdad es que te mueres por afrontar nuevas responsabilidades. En otras palabras, estás ansiosa por seguir creciendo en tu carrera. Pues, ¡enhorabuena! Estás a punto de conocer 7 estrategias que te acercarán a tu meta.

Ten confianza

Lo primero es lo primero: debes tener respeto por lo que haces y confianza en ti misma. A fin de cuentas, si no aprecias tu desempeño, ¡nadie lo hará por ti! Eso sí, no confundas la confianza con la arrogancia. La idea no es que andes vociferando tus fortalezas al mundo entero –de hecho, los entendidos afirman que esto no es más que una muestra de inseguridad–. ¡Hay tantas formas de transmitirle al mundo tu autoconfianza! Por medio de tu mirada, tu postura física, tu actitud vital…

Abre los ojos

Presta atención a todas aquellas oportunidades de capacitación de las que puedas beneficiarte. De esta manera, no solo ampliarás tus conocimientos, sino que tendrás la posibilidad de generar nuevos contactos y, más que nada, de demostrar interés por tu trabajo.

Da lo mejor de ti

Pero, ¡ojo! No vaya a ser que de tanto centrarte en tu mañana, vacíes al hoy de sus fortalezas. Si quieres que tu ascenso se concrete, tendrás que seguir dando lo mejor de ti en tu rol actual. Sé puntual, vístete con seriedad y ten la disposición de ir siempre más allá de lo que se espera de ti. Esta actitud dejará en claro tu compromiso.

El reloj no debe ser tu mayor preocupación

Piénsalo por un momento, ¿ascenderías a alguien que está siempre preocupada por irse justo al término de su horario o preferirías dárselo a quien no le molesta dedicarle a su trabajo unos minutos más de su día?

Transmite alegría por lo que haces

Una mente positiva atrae cosas positivas. Así que procura que el entusiasmo no te abandone durante tu jornada laboral. De este modo, contribuirás a mejorar tu ambiente de trabajo y destacarás por ser una presencia agradable. Y, ¡esto no es para nada menor!

Sé proactiva

Ante cualquier problema, no te quedes esperando a que la solución caiga del cielo; esfuérzate por mejorar la situación. ¡Que tu proactividad se manifieste! Esto pondrá a prueba tu ingenio y te permitirá mejorar tus habilidades de resolución de problemas.

Involúcrate

En toda actividad en la que puedas participar, involúcrate. Esta decisión fortalecerá los vínculos con  tus compañeros y te proporcionará un mayor entendimiento de tu ámbito laboral. Por otro lado, no descartes las actividades que se organizan fuera del horario de trabajo. Participar de ellas te ayudará a descubrir otras facetas de quienes te rodean y cultivar relaciones más estrechas. ¡Todo suma!

10 problemas que enfrentan las mujeres indecisas